9 maneras de viajar (y no aprender nada)

9 maneras de viajar y no aprender nada

Hay miles de motivos para viajar, y cada uno tiene los suyos. Por trabajo, placer, vacaciones, paseo, en plan romántico, con amigos, y mil posibilidades más.

Pero el viajar (sobre todo cuando se aprovecha bien) es crecer, es madurar, es cambiar, es abrir los ojos, disfrutar, reflexionar, conoce nuevos lugares, personas y mundos. Viajar es, básicamente, aprender.

Pero, ¿qué pasa cuando uno no sabe aprovechar esos momentos, esas situaciones, y esas experiencias como se debe? Lo peor: vuelve a casa igual que como se fue. Sin haber aprendido nada en el camino.

Si sos de esos que prefieren ir a lo seguro, acá tenés una lista con los pasos a seguir para volverte como te fuiste. Si sos de los que quieren ser cada día un poquito más, aprender siempre un poco de todo, acá tenés una lista de situaciones a evitar.

Seas del tipo de persona que seas, acá tenés 9 maneras de viajar y no aprender nada:

9 maneras de viajar y no aprender nada

  1. Hablale en tu propio idioma a todos. Incluso si no te entienden.
  2. Nunca visites un lugar religioso o nunca vayas a una reunión de una religión que no sea la tuya.
  3. Comé en los mejores restaurantes multiculturales: McDonald’s, KFC y Pizza Hut.
  4. Discutí con cualquiera que vea el mundo diferente. Si ellos todavía están en desacuerdo con vos, repetí tu punto muchas veces.
  5. Nunca aceptes la amabilidad de los extraños. Ellos seguramente quieran algo de vos.
  6. Pedí agua embotellada en todos lados a donde vayas.
  7. No ayudes a nadie que te encuentres, porque la mayoría de la gente no es de fiar.
  8. Sacá fotos sin observar. Mirá los lugares importantes con el objetivo de tacharlos de tu lista.
  9. Siempre llevá un mapa.

Yo lo vi en el blog de Chris Guillebeau: The art of non-conformity (está en inglés, pero está MUY recomendado para aquellos que disfruten de viajar).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *