1000 lugares que ver antes de morir

1000 lugares que ver antes de morir

1000 lugares que ver antes de morir” es el nombre de un libro que no hace mucha falta explicar de qué puede tratar.

1000 places to see before you die” es su título en inglés y Patricia Schultz es el nombre de la escritora que durante 7 años recopiló información e imágenes sobre lo que ella considera son los “1000 indispensables” en lo que a destinos del mundo se refiere. Un número para nada menor (100 ya me parece un número considerable).

El libro tiene casi mil páginas (lo cual teniendo en cuenta que es menos de 1 por destino no parece tanto), y se tradujo al español en 2007 con el nombre de “1000 sitios que ver antes de morir“.

El que disfruta de viajar y tiene televisión por cable en su casa (o es asiduo a descargar éstas cosas de internet) debe conocer la serie 12 capítulos que Discovery Travel & Living hizo con una pareja estadounidense a partir del libro.

La idea es: Se seleccionó a unos recién casados Albin y Melanie (los protagonistas) de una lista de más de 900 parejas para recorrer en 14 semanas el total de 13 países, en un recorrido que visita 100 de los lugares que el libro destaca no sólo mostrando imágenes sino describiendo en primera persona de la pareja las cosas como van pasando (“¡Soy Melanie, y estoy volando!”, dice la chica contenta colgando de lo que, si mal no recuerdo, era un parapente).

Los 13 lugares que recorren son Hawaii, Alaska, Australia, México, Canadá, Brasil, Sudáfrica, Perú, Italia, Francia, India, Nepal, y Camboya. Y gracias a internet si no lo viste en TV lo podés descargar por MegaUpload en HD. 🙂

Obviamente, como todo gran éxito en ventas, salieron traducciones varias y mechandising de todo tipo, que incluye hasta “El rompecabezas de 1000 lugares que ver antes de morir” versión “Playas” y versión “Africa”, pero bueno, eso al margen.

Sin dudas, si no fuera porque no encontré a nadie que venda el libro en Argentina y porque el envío termina costando más que el libro comprandolo por internet en Europa, ya lo tendría en mis manos. Por el momento lo estoy considerando seriamente.

Por si a alguno le interesa, tengo algunos links que amplian el tema éste de los “1000 lugares que ver antes de morir“:

Alojamiento de lujo en los Alpes

Los Alpes

En mi “top ten de lugares que conocer antes de morir” figura sin dudas la cadena montañosa de los Alpes en Europa Central. Más que nada el sector de Francia y Suiza. Son esos lugares que de sólo ver en fotos te quedas con la impresión de que o ellos son demasiado grandes, o vos sos demasiado chiquito. O un poco de las dos.

Y en esos momentos de soñar con viajar me puse a buscar imágenes y videos de lugares de alojamiento de lujo en los Alpes. Esos lugares que uno sin saber donde quedan tiene de fondo de pantalla o ve sólo en las películas. Y encontré algo de eso recorriendo por el benemérito Google.

En el departamento de Saboya (Savoie) en Francia se encuentra la Estación de esquí Courchevel, una estación creada en 1946 que tiene 15 hoteles de 4 estrellas y algunos chalets que prometen una combinación de lujo y naturaleza que se puede ver en pocos lugares en el mundo.

Y bien, uno de esos chalets es el “Chalet La Grande Roche“, un lugar al que los términos “alojamiento de lujo” o incluso “cuento de hadas” por momento parecen quedarle chicos. Para dar una idea de lo que estoy hablando, una foto de la fachada:

La Grande Roche - Courchevel 1850

Es un chalet de cuatro pisos estrenado en Diciembre de 2006, ubicado en un área protegida rodeada de abetos (esos pinitos nevados que se ven en la foto) en la zona de “Courchevel 1850” (la zona más alta de Courchevel), que se alquila completo y que tiene todo lo siguiente:

  • Cuatro habitaciones dobles en suite
  • Una sala de estar y un dormitorio principal con chimenea
  • Una sala con techo abovedado (en criollo: arqueado)
  • Una gran chimenea central
  • Comedor
  • Cocina totalmente equipada
  • Piscina cubierta
  • Sala de vapor
  • Gimnasio
  • Sala de cine
  • Lavadero
  • Cuatro estacionamientos al aire libre.

Viendolo así en frío creo que con sólo alquilar el baño de ese lugar por 15 días soy feliz. Aunque no sé si hoy por hoy me alcanzaría la plata, pero bueno, soñar no cuesta nada…

De todo eso que vemos arriba hay más fotos. Algunas las dejo abajo y las demás en el sitio web del Chalet.

La Grande Roche - Habitación

La Grande Roche - Cine

La Grande Roche

Nota: iba a hacer algún tipo de chiste malo con eso de “La Grande Roche” y “Gran Derroche” porque me pareció oportuno, pero seguramente coincidamos en que no era necesario. 😛

El mejor trabajo del mundo

Hace un tiempo en internet se empezó a correr la noticia de lo que probablemente sea (para los que disfrutamos de viajar) el mejor trabajo del mundo, que ayer 22 de Febrero de 2009 cerró el cupo de postulantes.

El puesto vacante es el de… “Cuidador de Isla” (Island Caretaker) para la Isla Hamilton, en la Gran Barrera del Coral, ubicada en Australia.

Tus tareas son:

  • Pasar 6 meses en una isla virgen paradisíaca con todo pago.
  • Trabajar sólo 12 horas por mes.
  • Hacer todas las actividades al aire libre que se pueda (tomar sol, hacer esnórquel, recorrer zonas exóticas, bosques, selvas, spa’s de lujo, explorar fondos submarinos).
  • Alimentar a los peces y tortugas.
  • Limpiar la pileta (!!).
  • “Divertirte lo máximo posible” (el aviso dice literalmente eso).
  • Vivir en una mansión con pileta y cancha de Golf.
  • Cada tanto hablar con la prensa sobre lo que pasa en la isla.
  • Y, como broche, escribir un blog con fotos y videos de tus experiencias.

¡Ah! Y todo ésto por la módica suma de aproximadamente 105.000 dólares.

Entre los requisito están “disfrutar el sol, el mar y las actividades al aire libre” (complicadísimo), ser un buen nadador, tener facilidad para comunicarse (no ser tímido, hay que hablar con la prensa), y leer y escribir en perfecto inglés.

Para la isla es sin duda una oportunidad de llamar la atención y promover el turismo en tiempos de crisis, y para el que gane el puesto muy probablemente vaya a ser con diferencia el mejor trabajo de su vida.

Para postularse para el trabajo había que mandar un video de un minuto explicando por qué uno era el mejor para el puesto. Varios pasaron esa barrera apelando a todo tipo de recursos para resaltar: uno presentó su propuesta en 6 idiomas distintos, uno dijo llamarse “Osama bin Laden” (o era el mismo Osama buscando sustento), varios hicieron sitios webs ampliando información sobre ellos mismos y demás.

Como resultado, después del cierre de la inscripción quedaron 34648 postulantes de 200 países distintos. De esos habrá una primera selección de 50 el 2 de Marzo, de los cuales 11 el 3 de Mayo van a viajar a la isla (con gastos pagos) para ver quién es el gran ganador el Miércoles 6 de Mayo y empezar con su “sacrificado” trabajo el 1º de Julio de 2009.

El sitio de la propuesta, llamado “Island reef job”, después del pico de visitas del último fin de semana está en mantenimiento, pero varios de los videos de aplicación pueden verse en YouTube (nota: algunos son bastante extraños).

Links:

Me quiero ir de viaje

Me quiero ir de viaje puede que les guste a los viajeros crónicos o a los que esperan serlo. Puede que les guste a los que disfrutan viajando, a los que sueñan y actúan para cumplir ese sueño, o incluso a los que sin saberlo vayan a pasar su vida envidiando a los que lo “pueden hacer” (muchas comillas para esas dos palabras, por favor).

Yo me quiero ir de viaje.

Quiero conocer, disfrutar, explorar, aventurar, recorrer, ver, sentir, experimentar… VIAJAR.

Pero mis días tienen 24 horas, ordenados en semanas de 7, y años de 365 (cada tanto de 366). Soy hincha de Racing y en mi billetera tengo exactamente $72,40 (pesos argentinos, unos 21 dólares).

Osea que no tengo más tiempo, ni suerte (basta con ver a Racing en la tabla), ni más “plata para hacer viajes” que el promedio mundial. Pero quiero. Y tengo esa extraña sensación de que, como dijo Disney, “si lo podés soñar, lo podés hacer”. Así que sueño.

Escuché también que “Todo viaje de mil millas empieza con un primer paso”. Así que bueno, éste es el mío. Y acá van a quedar registrados todos los demás.

Bienvenido.