Archivo de la categoría: General

Es tiempo de cumplir el sueño de recorrer el mundo

Es tiempo de cumplir el sueño de recorrer el mundo

Este es un artículo escrito por Catalina Lopez para Me quiero ir de viaje. 🙂

Todos nos hemos preguntado alguna vez, cuál es el sentido de la vida, pero la respuesta quizás nunca llegue, lo que si te podemos decir es que la vida es un regalo muy corto y no la podemos desperdiciar haciendo siempre lo mismo, está bien que luches por tu superación personal, pero no estaría mal tomarse una buena parte de la vida viajando. Sumergido en experiencias trascendentales que no se comparan con nada más.

A esta conclusión han llegado muchas personas, y últimamente hemos visto casos impresionantes de viajeros que han aprovechado la oportunidad de viajar al máximo. Conociendo lugares increíbles.

Casos de viajeros especiales.

Viajar no cuesta mucho si lo haces de forma creativa y eso es lo que hicieron Herman y Candelaria Zapp, una pareja de Buenos Aires, que dejaron atrás su casa y su empresa para cumplir el sueño de recorrer el mundo, solo que no lo hicieron de forma común, ellos tomaron la carretera en auto de 1928, que ha conquistado los corazones de todo el mundo, durante 15 años de travesía la pareja fue sumando tripulantes, ya que sus 4 hijos nacieron durante el viaje y desde el primer momento ellos han sido la inspiración para seguir adelante.

Otro caso que nos enseña que un viaje no tiene que ser un recorrido temporal, es el de Pablo Rey y Anna Callau, quienes desde España, tenían la meta de recorrer el mundo en 4 años, sin embargo su viaje se ha extendido durante 13 y planean mantenerlo por tiempo indefinido, pues ahora es su modo de vida y no se han limitado a descubrir solamente las bellezas que este planeta tiene para ofrecer, su aventura ha sido difícil y algunas veces hasta peligrosa, sin embargo concuerdan en que ha sido lo mejor que han podido emprender en sus vidas.

Craig Lewis es un Australiano que ahorró durante 3 años y renunció a su trabajo en Atlanta Estados Unidos, para ir a conocer el mundo, en las redes sociales su historia se ha hecho viral, producto de un video con el resumen de su experiencia, en el cual puedes observarlo en diferentes escenarios con personas diferentes, disfrutando de todo lo que la vida tenía para ofrecerle.

Es tiempo de cumplir el sueño de recorrer el mundo

¿Cómo hacer este sueño realidad?

No bajes la cabeza y suspires como si fuera algo imposible para ti, si lo quieres hacer, encontrarás la forma de cumplirlo, por lo pronto te podemos dar un par de consejos para ahorrar en gastos y tener más opciones al alcance de tu mano.

En primer lugar tienes que adaptarte a tus posibilidades y prepararte para cualquier eventualidad, solo personas ricas viajan con todo el confort y el lujo, pero eso no significa que disfruten más. Muchos mochileros han dormido en los aeropuertos y estaciones de trenes, otros han conseguido alojamiento y comida intercambiando mano de obra, etc. Con esto queremos indicarte que el dinero no es un impedimento para cumplir tu sueño.

No seas solitario, busca entablar conversación con desconocidos, ellos se pueden convertir en amigos inigualables y apreciados consejeros durante tu viaje, solo ten cuidado de personas que claramente se vean sospechosas y te quieran embaucar.

Investiga mucho sobre tu destino antes de llegar, tener conocimiento del lugar te proporciona información muy valiosa para ahorrarte gastos y no perder de vista los mejores lugares para visitar. Utiliza aplicaciones como Tripadvisor y Booking. Google Maps, etc.

¿Qué esperas? ¡Despega ya!

Síndromes viajeros con nombres de ciudades

A partir del Síndrome de París y la confirmación de su existencia (que es todo una novedad para mi), me puse a investigar un poco más de algunos “síndromes viajeros” con nombre de ciudad. Y salieron algunos MUY extraños. Alguno conocido, pero el último sobre todo, el Síndrome de Jerusalem, va a ser una sorpresa para más de uno.

El Síndrome de Stendhal

Sindrome de StendhalEl Síndrome de Stendhal (o Síndrome de Florencia) es algo así como sentir que a uno no le entra tanta belleza en el cuerpo (explicado con mis palabras, claro). En idioma Wikipedia sería:

“Es una enfermedad psicosomática que causa un elevado ritmo cardíaco, vértigo, confusión e incluso alucinaciones cuando el individuo es expuesto a obras de arte, especialmente cuando éstas son particularmente bellas o están expuestas en grandes cantidades en un mismo lugar.”

Tiene su origen en el relato del autor francés Henri-Marie Beyle (de seudónimo “Stendhal”), que contó con detalles lo que sintió al visitar la Basílica de Santa Cruz en 1817, en la ciudad de Florencia, Italia.

El Síndrome de Estocolmo

Sindrome de EstocolmoEl Síndrome de Estocolomo (que algunos mal llaman “Síndrome de Helsinki” por un chiste en “Duro de matar” :P) es probablemente el más conocido de todos éstos síndromes de ciudades.

La Wikipedia lo define como:

Una reacción psíquica en la cual la víctima de un secuestro, o persona retenida contra su propia voluntad, desarrolla una relación de complicidad con quien la ha secuestrado. En ocasiones, dichas personas secuestradas pueden acabar ayudando a sus captores a alcanzar sus fines o a evadir a la policía.”

Tiene origen en el año 1973 en Estocolmo, Suecia, con el robo a un banco con toma de rehenes. Durante 6 días los delincuentes tomaron a 4 personas (3 hombres y una mujer).

Cuando todo terminó, la mujer se resistió al rescate y no quiso testificar en contra de los ladrones. Y hay quienes dicen que hasta hay una foto de ésta señorita besándose con uno de los captores. 😛

El Síndrome de Lima

Sindrome de LimaEl Síndrome de Lima, sintetizando, es todo lo contrario al Síndrome de Estocolmo. En éste caso son los secuestradores los que empiezan a ponerse en los zapatos de los rehenes, empiezan a simpatizar con ellos, a entender la situación y sus necesidades, y a ponerse de a poco más compasivos y comprensivos.

Algunos dicen que tiene su origen en una toma de rehenes en el año 1996 en la residencia oficial del embajador japonés en Lima.

14 miembros del MRTA (Movimiento Revolucionario Tupac Amaru) tomaron cientos de rehenes. Con el paso del tiempo los secuestradores fueron liberando a los rehenes sin mucho más, incluídos el entonces futuro presidente de Perú (Toledo) y a la madre del actual presidente (Fujimori).

El Síndrome de Jerusalem

El Sindrome de JerusalemEl más extraño de todos, a mi humilde gusto. Y el que más me impactó. El Síndrome de Jerusalem, según CNN es:

“Una rara condición en la que los turistas –en promedio uno o dos cada mes- se sienten tan abrumados por el poder del lugar que disocian la realidad y se creen figuras bíblicas“.

Y sigue diciendo:

“La ruptura intensa con la realidad incluye agitación, el deseo de separarse del grupo turístico o de la familia, una obsesión por la limpieza, vestirse de blanco y la necesidad de predicar, compartir cánticos y marchar hacia los lugares sagrados.”

Llegaron a encontrar a un hombre vestido con una toga blanca creyendo que era el apóstol Pablo, un alemán queriendo bautizar gente como si fuera Juan el Bautista, o varios turistas en batas, envueltos en sábanas de hotel o desnudos, ninguno con historial de enfermedad mental previo.

Al margen de esos están los que tienen “Síndrome de Jerusalem superpuesto”, es decir, pacientes que ya tienen historial de enfermedad psicótica y que suelen llegar a Israel con una misión específica y con delirios de poder y de influencia…

Viajes que arrancan y se hacen blog

BlogsVengo a dar la cara para que me apedreen por éste mes y medio sin posts. Tengo abandonado éste blog por algunas cuestiones personales. Entre ellas (muy ironicamente) un viaje/campamento, que encima no me comenté acá, sino en Q!. Soy una basura. Pero heme aquí, que vuelvo a lo grande (!).

Y en una clara muestra de no haber entendido nada de marketing, gancho, y fidelidad del usuario, se me ocurrió volver recomendando dos viajes hechos blogs nuevos. Son gente que no conozco, así que iremos conociendo a la par en sus relatos, pero que así a simple vista parece copada.

Yo por lo menos disfruto mucho de leer relatos de viajes de otros. Y más cuando es gente común, sin muchisimos millones, pero haciendo propio el sueño aventurero de recorrer el mundo. Me veo a mi mismo en ellos y me motiva más todavía las ganas de  viajar. Así que acá los tenemos contandonos todo. ¡Aprovechemos!. 🙂

90 días x el Caribe

90 dias por el Caribe

La primera, Ingrid, se va a recorrer America Latina y el Caribe en 90 días. Va a pasar por Venezuela, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México. Acaba de salir hoy mismo, y viaja hasta el 11 de Marzo de 2011.

El blog, lógicamente, se llama 90 días x el Caribe. Y lo arrancó ayer, contando el armado de valijas, las despedidas, cómo arrancó la idea del blog, y demás. Ahora la tendremos recorriendo grandes países y sobre todo (para quienes las amamos) espectaculares playas en verano, así que será cuestión de estar atento al RSS nomás…

Una vuelta al mundo

Latitudes y Longitudes

En lo que promete ser algo así como una vuelta al mundo, nace “Latitudes y Longitudes“, un blog hecho por un argentino viajero que promete relatar sus aventuras y desventuras recorriendo el bonito planeta que tenemos.

Ahora está en una de mis ciudades favoritas: San Francisco, Estados Unidos. Para cerrar el año se viene a Buenos Aires, y arranca el 2011 recorriendo el globo, pasando por Hong Kong, Tailandia, Laos, Cambodia, Vietnam, Filipinas, China, Japón, Corea, Mongolia, Siberia, Rusia, Europa, Africa… y así.

Una idea que varios tenemos dando vueltas por la cabeza de alguna manera, y éste buen hombre la va a estar llevando a cabo dentro de unos 15 días.

¿Alguno más?

Uno de ellos lo encontré dando vueltas por Twitter, y el otro me contó que iba a estar viajando en éstos días y haciendolo blog. Así que, sabiendo que somos varios los que tenemos el sueño de viajar, pregunto: ¿Alguno más está o va a estar por éstas próximas semanas recorriendo el mundo y contandolo en su blog?. ¡Pasalo así lo vemos todos! 😉

La travesía de buscar compañeros de viaje

Dejenmé arrancar el post diciendo que no encontré una respuesta concreta y 100% eficiente para buscar compañeros de viaje con éxito. Este post sería parte de esa búsqueda nomás.

A la hora de hacer un viaje hay varias cuestiones que planear, pero en mi experiencia una de las más complicadas resultó ser encontrar un compañero de viaje adecuado.

Y es un tema que no es menor: Hay que encontrar una persona disponible en cuestión tiempos, disponible económicamente, que quiera hacer el mismo viaje que uno, y con la que nos llevemos lo suficientemente bien como para que no sea un problema durante el viaje.

El que suele estar disponible económicamente es porque trabaja. Y si trabaja no suele tener ni mucho tiempo para viajar, ni mucha libertad de movimiento para elegir la época del año en la que lo quiere hacer.

Si la persona “pasa el filtro” del tiempo y de la plata, tiene que pasar el de la mínima buena convivencia. Porque ya lo dijo Mark Twain: “no hay forma más segura de saber si amas u odias a alguien que hacer un viaje con él“.

Las pequeñas manías de cada uno, las obsesiones o simplemente costumbres diferentes, después de algunos días de convivencia se marcan más y pueden generar roces. Y las diferencias en el estilo de viaje que tiene pensado cada uno (desde los lugares a visitar o la actitud de viaje, hasta las expectativas distintas) pueden resultar un problema una vez en el destino.

Así que esto de elegir compañero de viaje (o compañera, se entiende que es general), parece ser todo un desafío por lo menos para muchos de nosotros (una búsqueda en Google lanza millones de resultados sobre el tema, y varios cientos de búsquedas desesperadas).

Y en internet hay varios sitios que ofrecen opciones para buscar compañeros de viaje. Desde sitios exclusivos para esa cuestión (similares a los de buscar pareja en internet, pero con el objetivo de viajar), hasta sitios de clasificados que la gente usa con éste fin.

A mi ninguno me gustó del todo como para recomendar (el que quiere puede recomendar en los comentarios). Y el hecho de dejar un aviso clasificado no me cierra del todo. Principalmente porque el que responde es un completo desconocido del que no conozco nada (si tuviera un perfil de usuario con varios datos ya sería otro tema).

Así que por el momento las chances serían viajar sólo (un viaje sólo es todo una aventura de propio conocimiento, que muchas veces puede ser muy esclarecedora) o viajar con compañeros circunstanciales (un amigo que, por sus dos semanas de vacaciones anuales, puede viajar en verano pero no en invierno, por ejemplo). ¿O alguien tiene una solución mejor?.

¿Por qué necesitas vacaciones?

Vacaciones y Trabajo

Por medio de Twitter llego al blog de la Escuela de Negocios de Harvard, una de las más prestigiosas y reconocidas a nivel mundial, y veo un artículo de John Baldoni, también nombrado como uno de los 30 expertos en liderazgo y motivación más destacados del mundo.

El artículo se titula “¿Por qué necesitas vacaciones?“, y en él se responde esa pregunta que varios “adictos al trabajo” (los famosos workaholics) se hacen cada año en medio de su estresante vida laboral.

Como está en inglés, me pareció buena idea hacer una adaptación en español (y un poco más generalizada, no sólo para “empresarios”) de lo que dice.

Primero pone un ejemplo: Nada menos que el presidente de los EE.UU., Barack Obama, que mientras a fines de Agosto todos los diarios del mundo hablaban de su baja de popularidad, dijo que “su misión en éste momento era jugar al golf y pasar tiempo con su familia“.

Baldoni dice entonces que ese es un fuerte mensaje del presidente diciendo que es necesario reservar un tiempo para uno mismo. Que hay que trabajar duro, sí, pero también saber tomarse un descanso.

A algunos no es necesario decirnos eso dos veces, pero a otros pareciera que sí, así que la nota cita 5 motivos por los cuales necesitamos vacaciones:

  • 1) Descansar de la rutina.

La rutina es buena para organizarse, pero tarde o temprano lleva al estancamiento si no se toma con inteligencia. Por eso es necesario tomar un descanso, refrescarse a uno mismo, renovar fuerzas y volver “como nuevo”.

  • 2) Reconectarse con la familia.

El ritmo de vida y la manera de vivirla de hoy hace que dejemos de lado temas centrales como el de la familia. El trabajo, las actividades y responsabilidades a veces debilitan la relación con la familia. Un descanso para reconectar con ellos puede ser buenos para la familia y para uno mismo.

  • 3) Encontrarse con uno mismo.

“Parar la pelota”, pensar a dónde estamos parados en la vida y a dónde queremos llegar. Repensar los objetivos y la situación personal, hacernos preguntas y, en base a esas respuestas, tomar decisiones. No importa lo bien que puedan estar las cosas, siempre se pueden mejorar.

  • 4) Dejar a la mente rumiar.

El término rumiar se define como “Considerar despacio y pensar con reflexión“. A veces una simple ducha, un viaje en bus (un colectivo, ni siquiera tiene que ser de larga distancia), o un viaje en avión pueden ser el único momento de quietud que tenemos en el que dejamos a la mente divagar y reflexionar.

Baldoni propone entonces tomar a las vacaciones como un gran viaje en avión, pero “sin los asientos apretados y el aire viciado”.

Simplemente dejar que la mente vuele, darle quietud, darle espacio de reflexión o hasta “meditación”.

  • 5) Oler las rosas.

No llenar el tiempo de vacaciones de actividades o cosas que nos tapen de tiempo y no nos dejen espacio para disfrutar las cosas simples.

El artículo termina mostrando de nuevo el ejemplo de Obama, que por algunas cosas urgentes vio interrumpidas sus vacaciones. Y aclara que no es que desaparezcamos o escapemos. Siempre estamos a una llamada telefónica de distancia de las emergencias, si es que hay alguna, pero tomando un descanso, renovando fuerzas, rompiendo la rutina del trabajo.

Las responsabilidades que tenemos no suelen desaparecer con el tiempo, así que tomarse un descanso cuando es posible nos da tranquilidad, nos renueva el aire y las fuerzas, y hasta nos puede permitir reenfocar puntos de vista, encontrar nuevas ideas o confirmar pensamientos.

De nuevo: es bueno y saludable trabajar duro y esforzarse, pero es igual de saludable saber cuándo tomarse un descanso.

Fuentes

Nuevo diseño en el blog

Me quiero ir de viaje, primer diseño

Para el que visita el blog desde el feed, lo invito a entrar al blog a ver el nuevo diseño que estamos estrenando hace algo así como… 1 minuto y medio. El nuevo diseño reemplaza al primer diseño que tuvo el blog (el de la imágen, que queda para el recuerdo) y aunque todavía tiene varias cosas para retocar, me parece que está bastante mejor.

La idea del rediseño no sólo es hacer que todo se vea más lindo, sino empezar a darle una identidad propia a ésto (el nuevo es un diseño hecho por mi, el anterior ya había dicho que no), hacerlo más completo, liviano, accesible y útil para todos.

Que el contenido (que creo que hasta ahora es en general bastante bueno, modestia aparte) esté envuelto en un lindo paquetito que cargue más rápido que el anterior, que tenga lo que buscás más a mano y que te de ganas de pasar más seguido aunque sea a ver lo copado que está. 😛

Al margen: Voy a estar agregando algunas cosas nuevas en éstos días. Si se rompe todo sabrán entender, imagino.

Obviamente que espero opiniones, sugerencias, desacuerdos, o diferentes puntos de vista del que quiera darlos (no es necesario saber mucho de diseño, y hasta es mejor si no sabes nada).

No sólo opiniones y sugerencias de diseño, sino para el blog en general. Agregados que te parecerían útiles, cosas que lamentás que no haya, o hasta algún sueño loco al que por ahí le podemos dar forma y meterlo en el blog.

Sentite libre de hacerlo en los comentarios o en el formulario de contacto (si ponele que sos tímido/a y te da cosa que te lean todos).

De paso y ya que estamos: GRACIAS a los que pasan seguido, a los que comentan, a los que me felicitan por el blog fuera de los comentarios (que fueron curiosamente varios en ésta última semana), a los que dejan linkean desde sus blogs, a los que comparten posts en Facebook, y demás.

Lo noto, lo valoro y lo agradezco muchísimo (a veces para no ser pesado no lo agradezco puntualmente cada vez, pero sepan que estoy agradecido).

Muy bien, dicho eso, a seguir con la vida. Que las ganas de viajar no se van, y mientras seguimos con los pies en la tierra, de alguna manera hay que saciarlas.

El otro mejor trabajo del mundo

El mejor trabajo del mundo - Last Minute - One heck of a summer

Ya habíamos hablado de la campaña “El mejor trabajo del mundo” propuesta por el turismo de Australia. Es mentira que el ganador se quejó, es mentira que renunció, y demás. El tipo sigue ahí mientras nosotros seguimos en nuestras casas, algunos (como yo en Argentina) pasamos frio y todo.

Pero lo que sí es cierto es que al ver el éxito que tuvo la propuesta, la gente de Last Minute decidió doblar la apuesta y ofrecer ellos también “el mejor trabajo del mundo”.

En éste caso la campaña se llama “One heck of a summer” y buscan un “Globe Trotter”, o lo que ellos dicen es un turista de lujo con todos los gastos pagos.

El trabajo empieza el Viernes 31 de Julio con un viaje que lo va a llevar a recorrer en 3 meses, 60 ciudades de 3 continentes del mundo, entre las que se incluyen Nueva York, París, Barcelona, Dubái, y Las Vegas. El viajero se alojará en los mejores hoteles, visitará las playas más exclusivas y hará todo ésto con todos los gastos incluídos.

Hay una sóla vacante y los requisitos son dos: ser inglés y estar desempleado. No se necesita ningún tipo de experiencia previa y no hay sueldo, aunque tres meses de viaje por el mundo y todos los gastos incluídos hacen que la mayoría de nosotros ni siquiera nos acordemos de preguntar por un sueldo.

Como aquella vez el casting era en video, ésta vez lo único que se pide para aplicar es una foto de las últimas vacaciones con una crítica de hasta 200 palabras. Eso es porque, faltaba decir, se le pide al viajero que haga una reseña de los lugares que visita para el blog de Last Minute.

Entre todas las reseñas que lleguen se va a hacer una selección de las mejores 20. Por una entrevista telefónica el número se reducirá a 10, y por medio de entrevistas en persona se va a saber el nombre del ganador.

Una buena estrategia para la crisis internacional que está pegando con fuerza en Europa. Le sirve a la empresa y le sirve al desocupado.

Por el momento los “non-british” nos tendremos que conformar con trabajar, pero ya nos va a llegar el momento. 😛

Fuentes

El Turismo y la Gripe Porcina

La Gripe Porcina y el Turismo

Mientras la Organización Mundial de la Salud dice que es mejor no relajarse con el tema de la gripe porcina, el mundo (quiera la OMS o no) va volviendo a la normalidad de a poco.

La Influenza tuvo su boom (que hasta la hizo cambiar de nombre varias veces: gripe porcina, influnza, h1n1, y demás) que seguramente algunos lo sufrieron y a algunos les vino bastante bien. Tuvo sus juegos, sus miles de tapas de diarios, sus miles de horas en TV, sus millones de barbijos vendidos, sus lamentables victimas, sus medidas de prevención, y demás.

Hoy Argentina, Uruguay, Estados Unidos, Bélgica y Gran Bretaña, entre otros, dieron de baja las restricciones y rebajaron las alertas de viaje que estaban poniendo a sus pasajeros. Ademas la empresa Carnival anunció que sus cruceros vuelven a pasar por puertos mexicanos.

Por su parte cuatro cadenas hoteleras mexicanas anunciaron que quienes se hayan contagiado de Gripe Porcina en su estadía en Cancún o la Riviera Maya (durante o 14 días después) van a recibir 3 años de vacaciones gratis para ellos y un acompañante.

La OMS dijo que están terminando de lograr una vacuna para Gripe Porcina pero que todavía no está todo dado para empezar a fabricarla masivamente. Para eso también pidió que todos afectados por la enfermedad puedan acceder igualitariamente y a precios accesibles a la vacuna.

Obviamente que la situación no está para tirar manteca al techo todavía, de hecho siguen apareciendo afectados y se van confirmando algunos muertos alrededor del mundo, pero teniendo en cuenta el caos mundial y la desesperación que había hace poco, la cosa se va normalizando y de a poco pareciera ir controlandose.

Y el turismo por su parte se empieza a recuperar de éste golpe fuerte que significó la crisis, la gripe porcina, el dengue y demás factores todos juntos.

Imágen: Publico.es.

La decisión de viajar

Destino = Decisión

Imágen: “Destino = Decisión“, de Indexed.

Desde que empecé a escribir que “Me quiero ir de viaje“, recibí muchísimos comentarios positivos, sugerencias, recomendaciones, saludos, y hasta “agradecimientos” de todo tipo (que de paso aprovecho para agradecer).

Entre esos comentarios hay unos que siempre escuché que mucha gente también hacía cuando se enteraban de algún conocido que hacía un viaje envidiable. Frases del tipo “Ojalá tuviera la suerte de viajar”, “Ojalá tuviera el tiempo para viajar”, “Ojalá tuviera la plata para viajar”, y demás. Son frases que se suelen escuchar en esas situaciones, que entiendo y que probablemente alguna vez pueda haber dicho yo también.

Le pasó mucho (por ejemplo) a mi hermana en su viaje de recibir decenas de mensajes con esa idea. Que tenía suerte, que “ya quisiera yo poder hacer un viaje así”, que lo disfrute “ella que puede”, y demás. Desde gente con mucha plata, que ansiaba tiempo; hasta gente con mucho tiempo, que ansiaba plata; o incluso gente con no mucha plata y no mucho tiempoesos ansiaban “tener la suerte”.

Y es que todos encontramos un motivo a modo de excusa personal para no hacer eso que soñamos con tantas ganas. O para convencernos de que no estamos cumpliendo nuestros sueños porque realmente no podemos hacerlo, no porque no estemos haciendo nada más que desearlos para cumplirlos.

Pero nos olvidamos que (como diría Nike) todo lo que necesitamos ya lo tenemos. Nos olvidamos que a todos Dios nos dio la vida con la misma cantidad de tiempo. Que no todos los viajes tienen que ser a destinos lujosos en playas paradisíacas y hoteles 5 estrellas. Me gustaría saber, por ejemplo, cuánto le salió al Che Guevara hacer el viaje que relatan los “Diarios de motocicleta”.

Nos olvidamos que por más que alguno tuviera algún tipo de empujón y que las cosas le salgan fácil y bien, sólo la suerte no sería suficiente.

Nos olvidamos que viajar es una decisión. Soñar y cumplir sueños es una decisión. Con sacrificios, con riesgos, costos y placeres, pero una decisión a la mano de cualquiera.

Entiendo que es más fácil adaptarse a la manera de vivir “común” (que encima está generalmente “bien vista”), entiendo que puede sonar hippie/vago vivir como digo sin detenerse a explicarlo, entiendo que es difícil largar todo y viajar, entiendo que más fácil es creer que no lo hacemos porque no podemos hacerlo, y entiendo (en serio entiendo) los comentarios de ese tipo casi como un “cumplido”.

Pero por favor no nos creamos la idea de que viajar es sólo para los que “tienen tiempo”, “tienen suerte”, o “tienen dinero”. Si es que fuera algo restringido, viajar es para los que tienen bolas (pelotas, huevos, agallas), y nada más.

Porque el que mochileó sabe que muchos viajes se pueden hacer con poca plata; el que “largó todo y se fue” sabe que el tiempo se administra y que la falta de tiempo es algo que cada uno crea o acepta; y el que sueña y actúa sabe que entre lo que sos y lo que podés llegar a ser no hay “suerte”, sino decisiones, planes, esfuerzo y, sobre todo… MUCHAS BOLAS.