Archivo de la categoría: Mis viajes

Pequeñas observaciones de mis vacaciones

Pequeñas observaciones viajeras

El tipo que hace los lavamanos del 80% los hoteles, nunca jamás se lavó las manos en su propio invento. Por eso todavía no sabe que la salida de agua está tan pegada al borde de la pileta que es casi imposible lavarse. Lo mismo pasa con el 30% de las duchas de hoteles de 3 o menos estrellas.

El que dispone la distancia entre asientos de los aviones, por otro lado, estoy seguro que siempre viajó en primera. Como ese que pone el parante de aluminio a la altura de la vista en los colectivos/buses. Iba en el Rápido o en Taxi. Y lo mismo puede decirse del chef y hasta los creadores del baño de avión. Todos en primera. Y constipados.

Hablando de caca, a mis casi 25 años de vida (cumplo el 31 de Enero y más les vale acordarse), todavía no entiendo cómo el “primer mundo” resiste sin bidet. Sí, entiendo que todos nos sentamos ahí, que el agua toca lo que toca y vuelve a caer sobre su fuente, y demás. Pero sigue pareciendome más saludable que las palometas.

En cuanto a las fiestas, una de las mejores imágenes que mi cerebro alcanzó a crear de pasar el año nuevo en un crucero, era un buen show de fuegos artificiales en alta mar (easy, dog lovers, que en alta mar no había perros). Claro que dicho escenario no entra en ningún manual de seguridad en el crucero, así que nunca pasó (sí, fue una gran fiesta al margen de eso, pero eso nunca pasó).

Y hablando de fiestas, los yanquis no entienden todo lo que se pierden al no festejar a las 12 del 24 con fuegos artificiales, música, fiesta, y toda la cosa. Tienen la parte de Papá Noel más desarrollada que nosotros, hay que decirlo (varios paquetes de regalos para cada persona, eso en mi casa por lo menos no pasa). Pero el arbol de Santa no les dejó ver el bosque de la Nochebuena (lógico, si compran pinos gigantes, cubiertos de luces, adornos, nieve artificial, y todo el asunto).

Los que están un paso más allá en lo que a festejos de Año Nuevo se refiere, son algunos países de América Latina: Para propiciarse más viajes para el año entrante, a las 00.00 hs. del año nuevo salen a dar una vuelta a la manzana, corriendo, con valijas en la mano. Y algunos llevan ropa interior amarilla (no tengo ni tuve nunca).

Si uno se basara únicamente en las horribles publicidades que pasan a cada rato en la TV estadounidense (las del superbowl son un espejismo mentiroso, yo hablo de las del día a día), no podría entender que sean uno de los países más consumistas del mundo bajo ningún concepto.

Y hablando de yanquis, latinos, y consumismo, ir escuchando “El Hormiguero” de Calle 13, paseando por Miami, es como ponerle un wallpaper a la canción. Apuntando una cámara azarosamente al aire en Miami Beach y filmando 3 minutos uno podría hacer el videoclip del tema sin problemas…

Lo cierto es que viajar, recorrer, conocer, meterse, descubrir, y hasta involucrarse o hacerse parte de esos cruces de ideas, mentalidades, razas y pensamientos, sigue siendo de las actividades más inspiradoras para mi. Y sin dudas de las mejores inversiones… 🙂

Me voy a Nueva York!

Viaje a New York

En 22 años de vida, no había conocido Nueva York. Y dentro de 24 horas la visito por segunda vez en menos de 10 meses. O se puede decir que visité Nueva York la misma cantidad de veces en los últimos 300 días que en los últimos 23 años. 😛

Se pueden sacar un montón de números extraños, pero lo único que me copa es que ¡vuelvo a viajar a Nueva York!. 😛 No sé si eso para los duchos viajeros será normal, poco o mucho, pero para mi claramente es muchísimo y soy feliz de la vida. Punto. 😛

Mañana a la noche estoy saliendo, y me voy con unos amigos. Los primeros días voy a estar en un congreso casi todo el día (el viaje es para ir a eso), pero el resto voy a estar recorriendo a pleno la ciudad de las películas. 😛

Por la cantidad insoportable de caritas 😛 que puse en el camino, se entenderá que mi felicidad es al menos considerable. Y más todavía porque es un viaje que me ofrecieron el vierens 20, se canceló el Jueves 26, y finalmente se confirmó ayer (¡a dos dias del viaje!).

Vengo pidiendo viajar a donde sea hace años, así que lo mínimo que podía hacer era estar “siempre listo” y aprovechar las oportunidades que sea que salgan. Así que de eso me encargué. 😛

Buscaré sacar algunas fotos, grabar algunos videos, y nutrir el blog de ese material copado. Lo bueno es que es una ciudad totalmente distinta en invierno nevado y en verano florecido, así que conoceremos entre todos esa parte.

El que quiere puede ir viendo el post de mi viaje a Nueva York en invierno, o bien puede entretenerse con un tema que además de estar de moda, ser pegadizo, y tener dos íconos cool de la música yanqui, tiene muy copadas imágenes de la ciudad:

El que no puede permitirse hacer un viaje violento en pleno Septiembre (entiendo que no es lo más común del mundo), está invitado a viajar conmigo. Aunque sea virtualmente. 🙂

EE.UU.: El recorrido y mi viaje a Nueva York

Aunque ya me siento a mi mismo molesto nombrando tanto al viaje que hice hasta hace unos días a Estados Unidos, quedamos en que hablaba del tema… y aparte las fotos y los videos no se le niegan a nadie! 😛

El recorrido completo

Aunque sólo dije que iba a pasar la Navidad a Nueva York (así empezó la idea en la familia), el recorrido del viaje fue más o menos así:

Nueva York, Los Angeles, Las Vegas, el Gran Cañón, San Francisco, y de ahí la bajada en auto por la costa hasta Los Angeles de nuevo, recorriendo los lugares que había en el medio (Santa Cruz, Los Padres, San Luis Obispo, San Simeón, Santa Bárbara, Santa Mónica, Malibú, y demás).

El paseo por las playas de California (playa de un lado, montaña del otro) está BUENISIMO. Hacerlo por la costa (por la ruta 1) es bastante más largo, pero realmente vale la pena.

Sobre las fotos y videos

Antes que nada, algunos avisos sobre los videos del viaje en general:

  • Todos los videos que hice son más caseros que Alfredo.

No fui para grabar videos o sacar fotos (aunque me gusta, nunca es prioridad), sino para disfrutarlo. Entonces a veces en el momento más filmable yo me quedaba boquiabierto mirando el paisaje o la situación, y la cámara apuntando a cualquier lado. Así que esas partes las edité. Pero bueno, gajes del oficio.

  • La gente de Sony me prestó para el viaje una cámara de video Sony HDR-XR200.

Así que la mitad de los videos están grabados con mi camarita de fotos (que también es Sony, y que graba MUY bien en HD), y la otra mitad con la cámara que me prestaron ellos.

No me pidieron que diga nada en el blog, pero me pareció que semejante gesto copado ameritaba una mención y un agradecimiento a ellos y a la gente de Salem Viale.

Pero bueno, para no hacer un post kilométrico, vamos por partes. Primero Nueva York.

Primer parada: Niú Iork, Niú Iork

Nueva York es una ciudad increíble. Y el ambiente que le pone la nieve es en serio de película. Más allá de los agregados navideños (arbolitos gigantes, adornos, luces, y coros gospel, entre otros), el invierno en Nueva York de por sí garpa demasiado (uno puede ahorrarse algunos dolares por ir unos días antes o después de navidad, y no perderse mucho).

Hace realmente mucho frío por momentos, pero bien abrigado (guantes, ropa térmica abajo, y una buena campera gruesa) se aguanta.

Unos días antes de nuestro viaje fue la primer tormenta de nieve de la temporada, así que para cuando llegamos la ciudad era practicamente una postal atrás de la otra.

Conocimos Time Square, caminamos de punta a punta la 5ta y la 7ma avenida, y basicamente TODO Manhattan. No es necesario tener auto, y hasta puede ser un estorbo. De hecho, yo me quedé asombrado con el subte, que aunque está sucio como el porteño, recorre basicamente TODO, y está hiperconectado entre sí.

Un tip clave del subte: Compramos una MetroCard especial que tiene viajes ilimitados por una semana. Costó 27 dólares que rinden muchísimo (sino está 2.25 cada viaje).

Uno de los destinos más sugeridos fue el Central Park. Un parque gigante, en el medio de la ciudad, que rompe con todo, y tiene hasta callecitas por adentro. No sé como será en verano, pero nevado está espectacular.

Lo caminamos un ratito, y después para recorrerlo completo hicimos un paseo en Mateo/Sulky (el caballito con canasta para gente atrás) manejado por un mexicano buena onda que iba tirando tips a lo largo del camino. Si mal no recuerdo cuesta 34 dólares, y si el parque te interesa lo suficiente (más que un “estuve ahí y me saqué una foto”), vale la pena.

En la caminata me cruce una ardilla sin buscarla, y aunque por ahí no es clave para el post, estoy orgulloso de mi hallazgo: 😛

Siguiendo, una foto del Times Square me pareció poco para recrear lo que se siente estar ahí en el medio, así que grabé un videito corto que por ahí ayuda (viene con mini-discusión familiar sobre la posibilidad de que EEUU gane un mundial de fútbol y lo vaya a festejar ahí):

http://www.youtube.com/watch?v=62sx-wZVyA4

Fuimos al Ground Zero, donde estaban las Torres Gemelas. Hay un memorial que cuenta la historia de una manera impactante, y te deja grabar qué hacías y dónde estabas en el momento de la tragedia. Desentona, a mi gusto, el merchandising de la policía de Nueva York, pero eso al márgen.

Además estuvimos, lógicamente, en el Rockefeller Center, donde sorpresivamente (para nosotros) el 24 a la noche estaba lleno de gente pero no pasó nada. Ni un cuete, ni un show, nada. Todos los turistas apretados en las barandas que dan a la pista de hielo, y… nada.

http://www.youtube.com/watch?v=uCC4Lnuqv-g

Más patinaje sobre hielo, en una pista más grande y copada, con más vista a cosas interesantes que la del Rockefeller, hay en el Bryant Park, un parque con la pista en el medio, un bar con ventanales apuntando a los patinadores, una feria copada, y la Biblioteca Pública en frente.

http://www.youtube.com/watch?v=4t28nJOgnbQ

Paseamos por Little Italy, China Town (perdí la cuenta de cuántas carteras compró en total el sector femenino), el Soho, la Penn Station, la Grand Central (“¡Donde vuelve Serena en el primer capítulo de Gossip!”), el Radio City, el Pier 17 y el Puente de Brooklyn, un cementerio nevado (lápidas decoradas navideñas asomando entre la nieve! crípi!), el hotel de Mi Pobre Angelito (“Sólo en casa” mis polainas, es “Mi Pobre Angelito”), el Waldorf Astoria, y demás.

Un punto aparte se merece el “Rock and Roll Hall of Fame“. Un museo de la historia del Rock MUY bueno. Y hasta hace poco (terminaba el día que lo vimos) tenía un especial de Lennon ESPECTACULAR y completísimo al final. Un detalle contradictorio: no pude sacar fotos ni grabar videos adentro por pedido de los artistas, “cuestión de copyright”. Rocanról era el de antes, pibe.

Para la Estatua de la Libertad también hubo tiempo, obviamente. Hicimos un recorrido gratis en barquito que te cruza de isla ida y vuelta, pasando por el agua frente a la Estatua. La hermana hermosa se veía más o menos así:

http://www.youtube.com/watch?v=EHG4t00WZIM

Desde el Empire State se puede ver toda Manhattan desde arriba. Tiene dos puntos: el estándar en el piso 86, y uno extra en el piso 102 (se paga aparte y por la vista no vale la pena la diferencia, pero hay menos gente arriba). Fuimos a los dos, pero como el de arriba estaba cerrado con vidrio, acá hay un video girandole al edificio desde el piso 86:

http://www.youtube.com/watch?v=MhxLia1U-sM

Está muy buena la guia de audio en español que te dan para recorrerlo. Una especie de radio que te va indicando para dónde mirar, y te cuenta historias o datos interesantes de lo que estás viendo. Ah, y adentro del edificio hay un simulador de vuelo que para mi no vale la pena pagar.

Por último, la Apple Store de la 5ta Avenida es todo un punto turístico en sí para algunos de nosotros. Para entender: es como la central del mundo en cuanto a tiendas al público de Apple. Obviamente, estuve adentro. Y la entrada triunfal, el alunizaje, está debidamente registrado:

http://www.youtube.com/watch?v=APakRHTLoi0

Al final el post sí se me hizo kilométrico, pero es que la cantidad de cosas que tiene para recorrer Nueva York daban MINIMO para algo como ésto. Y faltan el MoMA y demás museos, algunas ferias copadas, el ratito de coro gospel que vimos en Nochebuena, los locales de surf estilo Quicksilver decorados espectacularmene, uno de los Hard Rock más completos que vi hasta ahora, el M&M World, y varias cosas más.

Pero prometí fotos y videos, y traje ambos, y a rolete. No se pueden quejar. 😛

Amá a tu ciudad… o a tu mundo

Estoy de vuelta de mi viaje a Estados Unidos que contaba en el post de la Navidad en Nueva York. Y aunque la de arriba claramente no es una de las mejores fotos, ni de las más representativas, me llamó la atención.

Andá y amá a tu propia ciudad“, dice. Dicho así “en argentino”. Por un lado para contrarrestar tanta moda de “I love New York”, me parece buenísima.

Pero por otro lado, para mi todo el mundo es de todos y fue creado para todos. Después fuimos nosotros y le pusimos límites, fronteras, muros gigantes, aduanas, visas, y toda esa porquería. Pero originalmente todo era de todos, según mi manera de pensar y ver la vida.

Así que, si no quedara tan largo, tan poco pegadizo y tan poco gracioso, mi remera diría “andá, descubrí, conocé, disfrutá, y amá al mundo“.

Yo avisé que era una frase sin punch. ¡Pero como filosofía de vida está buena! 😛

El asunto es que volví del viaje, y como prometí, tengo muchas fotos y algunos videos de la cuestión para ir mostrando!

Gracias de nuevo por las recomendaciones de lugares y situaciones! Las aproveché y sirvieron mucho! Y ahora tengo las mías propias! 🙂

En éstos días prometo ir hablando del viaje, así que al que le interese, esté atento. 🙂

Navidad en Nueva York

Navidad en Nueva York

Me gusta hablar con gente que viaja mucho. No sólo porque comparto ese deseo, sino además porque creo que tener mente de viajero, conocer lugares nuevos, gente diferente, culturas, y demás, te abre la cabeza y te hace una persona más interesante todavía.

Y un conocido que viajó casi literalmente por todo el mundo, hace poco un tiempo me decía que la experiencia más emocionante que tuvo en su vida fue la de vivir la Navidad en Nueva York.

Incluso no creyendo en el verdadero significado de la celebración, decía que es realmente una experiencia espectacular e inolvidable por la manera en la que la ciudad se prepara para la Navidad. Desde la decoración hasta el ambiente, la gente, las calles, la nieve, y demás.

Y más allá de que los mejores o peores viajes para una persona dependen mucho de su historia y sus circunstancias, es innegable que la Navidad en Nueva York tiene un condimento especial.

http://vimeo.com/2644666

La pista de hielo del Rockefeller Center, el árbol de navidad gigante que la acompaña, la ciudad iluminada y decorada para la ocasión, el MOMA (Museum Of Modern Art), la pista de hielo del Bryant Park, frente a la New York Public Library, Times Square, y demás íconos se juntan en una misma ciudad y se hacen “obligatorios” para visitar si pasás la Navidad en Nueva York.

Rockefeller Center en Navidad - Nueva York

El árbol del Rockefeller Center, por ejemplo, es un “Picea Abies” natural que todos los años busca ser el árbol de navidad más grande del mundo. Tiene más de 25 metros de altura y es iluminado con unas 30.000 lamparitas.

Lo encienden el primer miércoles después del Día de Acción de Gracias, en la “Rockefeller Center Tree Lighting Ceremony“, que suele juntar a más de 200.000 personas.

Pista de hielo - Rockefeller Center

Así que con tantos condimentos, tantos centros de festejo diferentes, y demás, Nueva York en Navidad parece ser realmente un lugar mágico. Y la verdad es que empecé éste post con la idea de contar algo personal, y al ver las fotos y los videos que fui encontrando en Google, terminé mostrando algo general.

Y ahora le hice tanta previa que me da algo de cosita decirlo, pero la cuestión es que ésta Navidad de 2009 voy a pasarla en Nueva York con mi familia.

Así que no sólo que salgo de casi 20 años seguidos en Mar del Plata, no sólo que viajo por primera vez a Nueva York, sino que además hago todo eso en la que dicen que es una de las mejores épocas del año.

Navidad en New York

Obviamente, y como buen niño que creció viendo Mi Pobre Angelito, no es necesario que me explaye mucho más para que se note que estoy saltando en una pata desde que me enteré. 😛

Y para que nadie me odie, aunque lo principal siempre es disfrutar la experiencia en ese momento y al 100%, prometo hacer el mayor esfuerzo por traer buenas fotos y videos para publicar en éste blog. 🙂

Fotos