¿A qué edad es legal beber alcohol en el mundo?

Mapa del alcohol

En la lista de mapas curiosos, pegadito al mapa de famosos de Buenos Aires y el mapa del chocolate de la misma ciudad, llega un nuevo mapa que a más de un adepto de las bebidas alcohólicas puede serle de utilidad. Y en éste caso encima es internacional.

Las leyes en cuanto al consumo de alcohol según la edad cambian a lo largo y ancho del mundo, así que la gente de Slosh Spot, un portal dedicado a la vida nocturna de varios países del globo, hizo “El Mapa del Alcohol” que se ve arriba. En negro los países en los que directamente es ilegal, y en blanco los países en los que no hay restricciones.

Y buscando más información sobre el tema, encontré un mapa hecho en 2008 por la Organización Mundial de la Salud, que dice el “Consumo de Alcohol Per Capita Alrededor del Mundo”. Ese luce así:

Consumo de Alcohol por cabeza en el mundo

Aunque el segundo sea un poco más agradable a la vista, es menos interesante o revelante para el alcohólico promedio, me imagino. 😛

La importancia de planear un viaje

La importancia de planear un viaje

Corría el año 1981, en el mes de Marzo, y el fotógrafo estadounidense Carl McCunn, de 35 años, le pagó a un piloto para que lo lleve en avión a una zona silvestre al norte de Alaska, a orillas del río Coleen River. Se había hecho conocido por fotografiar la vida silvestre y se iba a internar en el medio de la nada unos meses para seguirlo haciendo.

Para su viaje llevó 500 rollos de fotos, uns 640 kg. de provisiones, dos rifles y una escopeta, además de sus efectos personales y un cuaderno para escribir a modo de diario lo que le iba pasando.

Su gran error fue no arreglar con el piloto una fecha de vuelta. Sabía que quería volver por Agosto, pero nunca contrató al avión para volver en esa fecha… ni en ninguna fecha.

En una historia que roza lo increíble, el hombre estuvo sobreviviendo como pudo algunos meses hasta que en Agosto vio una avioneta sobrevolando la zona y levantó un brazo pidiendo ayuda. Como si su desdicha no fuera ya suficiente, levantar una sóla mano es un indicador (entre las señales de ayuda del lenguaje aéreo) de que no hay problemas. Para que el piloto entienda que estaba pidiendo ayuda tendría que haber levantado las dos.

El tiempo fue pasando y él fue escribiendo su diario con lo que le pasaba. Por ese mismo diario nos enteramos hoy éstas cosas, ya que habiendo soportado temperaturas de hasta 20º bajo cero, llagas por su cuerpo a causa del frío, y quedándose ya sin poder conseguir comida, el hombre escribió su última entrada:

No puedo seguir así, lo siento. Señor que estás en los cielos, te pido que perdones mi debilidad y mis pecados. Cuida de mi familia.

Y después de dejar eso por escrito se suicidó con su propio rifle.

Al cuerpo, junto con esa especie de “blog analógico” que fue su diario, lo encontrarón en Febrero de 1982, sólo unos meses después de morir, y a sólo 100 kilómetros de una pequeña ciudad llamada Fort Yukón. 100 kilómetros que pudo haber caminado para salvarse (tuvo el tiempo suficiente), pero que por algún motivo no caminó (desconocimiento de la situación o falta de orientación, se me ocurren).

Una de las últimas frases de su diario decía:

Creo que debí haber planeado este viaje con un poco más de previsión.”

Considerando nuestros destinos y el tiempo en el que corremos, es bastante menos probable que nos pase algo como lo que le pasó a Carl, pero sí puede ser que nos perdamos muchas cosas por no planear ciertos aspectos de nuestro viaje antes de partir.

Que la ansiedad o las ganas de viajar no nos hagan olvidar de lo bueno de hacer planes… y que, una vez en el destino, los planes no nos hagan olvidar de lo importante que es disfrutar el viaje.

Fuentes

Mapa de Famosos de Buenos Aires

El mapa de los famosos

Antes que nada: perdón al que viene desde Que la pases lindo! y lee de nuevo sobre ésto, pero me pareció que era acorde al tema del blog. No es el mismo post, pero es sobre el mismo tema. Dicho ésto, sigamos nomás.

Así como en Estados Unidos algunos venden sus mapas señalizando las casas de varios de los famosos internacionales (o mismo como otros venden “La Ruta de las Mansiones”, pasando en un bus por cada una de las pequeñas grandes casitas), ahora los famosos que residen en Buenos Aires tienen su propio mapa: El Mapa de Los Famosos.

En éste caso la idea no nace de una empresa, sino de dos bloggers argentinos (el Capitán Intriga y Fausto) que por lo visto no lo hacen con fines comerciales, sino como un simple entretenimiento. Algo divertido y muy útil para el cholulo nacional.

El mapa salió al aire ayer con casi 200 estrellas nacionales o aledañas que viven en Buenos Aires (por ahora no se registraron famosos que vivan en otras provincias), y es un mapa participativo. De hecho la idea parte de esa participación.

Muchisimos de los que vivimos en Buenos Aires conocemos algún famoso que vive cerca de nuestra casa, del trabajo o de algún lugar que solemos frecuentar. Entonces el que sabe avisa a mapadelosfamosos@soncosasmias.com y así se va llenando el mapa. Sólo en su primer día ya hubo más de 100 mensajes con datos de nuevos famosos.

El mapa de los famosos en Argentina

Entre los famosos que se pueden ver en la lista están Susana Gimenez, Mirtha Legrand, Natalia Oreiro, Jesica Cirio, Ivan de Pineda, Gastón Dalmau, Charly García, Rodrigo Guirao Diaz, Sergio Denis, o Soledad Silveyra.

Un dato importante: en la web no se da la dirección ni los datos exactos de ningún famoso, porque la idea no es perjudicar la seguridad o la intimidad de nadie. “El objetivo es jugar un rato a ver quiénes son nuestros vecinos y con quiénes se pueden topar los famosos”, dijo uno de los creadores.

Para el que quiera visitarlo, ahí está entonces: El Mapa de los Famosos.

Vacunas para viajar

Vacunas para Viajar

A la hora de planear un viaje se suelen tener en cuenta factores como la fecha, la temporada, la agencia de viajes, la línea aérea, el clima del destino, el costo del alojamiento, y demás.

Pero salvo que el destino sea conocido por alguna enfermedad particular o que tenga “mala fama” en el imaginario colectivo (a veces correcta y a veces no), no se suele tener en cuenta el asunto de la prevención de enfermedades y las vacunas que conviene darse para viajar a ciertos lugares.

No es bueno estar todo el tiempo paranóico y perseguido, porque la mayoría de los miedos que andan dando vueltas son infundados y pueden hacer que no disfrutemos nuestro viaje, pero tampoco es bueno arriesgarse a problemas que se pueden prevenir con un remedio o con una vacuna a tiempo.

No me gusta ni escribir del asunto porque me causa entre rechazo y aburrimiento, pero para irse y disfrutar de un buen viaje o de unas vacaciones sin sobresaltos (nunca más aplicable la frase) es mejor prevenir que curar.

  • Vacunas.org

Una fuente super-recomendable para saber qué vacunas se recomiendan para cualquier lugar del mundo es Vacunas.org, que tiene una sección especial de Vacunas para viajeros que es impecable.

  • Vacunar Argentina

En Argentina, la empresa VACUNAR tiene un sitio web informativo que está disponible para todo el mundo y un servicio telefónico gratuito de “Servicio de Asistencia y Vacunación al viajero” disponible desde cualquier punto del país. Está disponible de Lunes a Viernes de 13.30 a 19.30 hs. y está preparado para responder cualquier tipo de consultas. El teléfono es 0800-444-8425.

Entre las recomendaciones que le da la empresa a los viajeros argentinos hay algunas que pueden interesarle a viajeros de cualquier parte del mundo. En cuanto a vacunación hablan de las siguientes enfermedades:
Continuar leyendo “Vacunas para viajar”

10 consejos para ahorrar dinero en tus viajes

Consejos para ahorrar dinero en tus viajes

Que a la mayoría de la gente del planeta Tierra el dinero no le sobra, sino que incluso a muchos les falta, no es una novedad. Pero hay algunos (sólo algunos) que hacen que el tema económico no sea una excusa para no viajar. Viajamos igual, calculando costos, ahorrando cuanto centavo nos sea posible, regateando, o viajando más cerca, pero viajamos.

Queremos ser viajeros, pero no nos sobra plata, así que será cuestión de encontrar los mejores precios, las mejores tácticas y la mejor estrategia para gastar sólo lo indispensable. Así que se me ocurrió hacer una lista que reúna consejos para ahorrar dinero al viajar que fui encontrando en internet, diarios, libros o en boca de viajeros amigos. Y éstos son…

1) Planear con tiempo y ser flexible en cuanto a fechas. Obviamente que conviene viajar en baja temporada o evitar sucesos que no nos importan y que encarecen la estadía en el destino, pero incluso a veces una diferencia de sólo unos días cambia en varios dólare el precio final de nuestro pasaje.

Además reservar con tiempo nos deja mejores precios y más variedad para elegir.

2) Usar internet para buscar los mejores precios. En internet, caminar en busca de precios es más fácil y menos cansador que en la vida real, y el que quiere ahorrar tiene que aprovechar eso. Estar suscripto (y atento) a los newsletters de hoteles, agencias, aerolíneas o portales de turismo suele dar ciertos beneficios.

Comparar precios de agencias, y conseguir descuentos especiales o precios mayoristas en internet es mucho más fácil. Y gratis.

3) No poner “cara de turista”. Tan expandido como el fútbol está el hecho de que los locales tomen ventaja del turista. Así que es bueno evitar ir con cara de turista por la vida, mostrando desconocimiento y “dando ventaja” al que pone el precio. Es mejor investigar desde antes y tener una idea del precio. Igual de bueno es evitar decir que es tu luna de miel, por ejemplo.

4) Viajar de noche. Viajando de noche (y durmiendo en el trayecto) ahorras dinero y tiempo.

5) Regatear los precios. Aunque hay quienes nos sentimos algo incómodos al regatear precios, en muchos lugares del mundo los precios son puestos esperando ser un poco regateados. Es parte de la cultura.

6) Ahorrar en la comida. No comer en el aeropuerto (que no suele tener buena comida y suele ser cara), no comer cerca de lugares turísticos (con alejarse algunas cuadras basta), buscar alojamiento con desayuno o media pensión (según convenga con los planes que hagamos), y hasta hacer tu propia comida (en los hostels, por ejemplo, suele haber una cocina para todos) son consejos que pueden hacer ahorrar bastante dinero durante un viaje mediano o largo.

7) Estar pendiente del cambio en la moneda local. Conviene (y es fácil con webs como XE) estar al día con los precios de cambio entre la moneda que llevamos y la moneda local. De a pocos centavos se puede ir bastante dinero entre diferencias y comisiones. Además, evitar cambiar en aeropuertos o estaciones, que suelen tener peores precios y comisiones más caras.

8 ) Viajar en grupo. Viajar en un grupo de 4 personas es ideal para conseguir mejores precios, dividir costos, o acceder a descuentos o tours especiales que viajando sólos no tendríamos. Si estás sólo en tu viaje, podés juntarte convenientemente con algunos otros viajeros en tu situación por algún trayecto en taxi o para hacer un tour a mejor precio.

9) Prepararse lo mejor posible antes de salir. Para no tener que comprar pilas recargables, un cargador, un adaptador, o hasta ropa y abrigo en el destino y gastar bastante de más.

10) Cuidado con los souvenirs/recuerditos. Evitar comprarlos sería ideal, pero si uno siente irrefrenables ganas de llevarse una mini Torre de Pisa para la casa, es bueno comparar precios y evitar comprarlos justo frente al monumento o lugar en cuestión. Si en algún lugar el precio del recuerdo va a ser abusivo, ese lugar va a ser el aeropuerto o frente al monumento.

Ahorrar dinero al viajar

Estos 10 consejos para ahorrar dinero al viajar (aunque son varios más, porque algunos tienen sus subconsejos) son los que se me ocurrieron enlistar. Si alguien tiene algun consejo más, lo puede dejar en los comentarios y hacemos una lista que nos sirva a todos.

Después de todo, como decíamos, la plata no nos sobra y queremos seguir viajando el mayor tiempo posible…

Las propinas en los viajes

La propina en los viajes

Propina, tip, tipping, “gratuity”… El tema de las propinas es un tema que solemos considerar como menor, y que se nos viene a la cabeza recién cuando estamos sentados a la mesa esperando que el mozo nos traiga la cuenta.

Está claro que nadie murió por no saber cuánto se acostumbra a dejar de propina en el país en el que está, pero el saber no ocupa lugar y siempre es mejor tener alguno de éstos datos de antemano (y más todavía para los que suelen ir con la plata justa).

Antes que nada es necesario saber que en algunos países se aceptan las propinas, en otros son casi una obligación, y en otros más son literalmente una ofensa para el trabajador (no sólo hablamos del mozo, sino también del maletero, el guía turístico, el taxista, o hasta el botones).

Por eso, antes de andar haciendo lío, es bueno saber que…

La propina, un insulto

La propina en Japón y en Indonesia es considerada una ofensa, casi como un insulto al trabajador (como si lo estuvieramos rebajando).

En Estados Unidos

En Estados Unidos la propina tiene más cara de obligación que de “premio por el buen servicio” (como la solemos ver por lo menos en Argentina).

En el restaurante: se suele dejar entre el 15 y el 20% que en algunos lugares sobre todo de California y Florida viene incluído en la cuenta (aclarado como “Gratuity”) y que se puede elegir pagar o no. Es claro con cuál decisión nos ganamos la buena mirada del mozo y con cuál su odio interno.

En el bar: Suele estar bien con un dólar por trago.

En el taxi: los taxis de Estados Unidos suelen siempre esperar propina. Se acostumbra a dejar no menos de 3 dólares, y generalmente un 15% del total.

En el hotel: Esto lo sabremos algunos por “Mi Pobre Angelito” (NO, no se acostumbra dejar un chicle). Al “botones” se le suele dar 1 dólar por bolso o entre 2 y 5 dólares en el caso de los hoteles más lujojos. Al conserje por algún servicio extra se le suele dar entre 3 y 5 dólares.

Al delivery: Probablemente no pidas delivery si estás de viaje, pero no está de más que sepas que al delivery de comida se le suele dejar 2 dólares o un porcentaje entre el 5 y el 10% del costo del envío. Y al que trae el diario está bien darle unas monedas.

En la peluquería: Sí, el peluquero también espera propina, y bastante saladita: entre el 10 y el 15%.

El Tip Jar: El tip jar es la famosa caja/frasco que se suele dejar al lado de la caja de los Starbucks o los locales de comida rápida. Ahí uno deja si quiere y lo que le piace.

En Europa

La propina en Europa es más una cortesía, y el cargo del servicio suele venir incluído en la cuenta. En los lugares que no viene marcado, “queda bien” dejar un 10-15%.

En los hoteles se suele dar 2 dólares por bolso, y en caso de solicitar algún pedido especial al conserje (algo “fuerte” como un tour especial, o algo por el estilo) se suele partir de los 30 dólares de base.

En América del Sur

En América del Sur suele “quedar bien” dejar un 10% del total, aunque no es obligatorio, generalmente no viene incluído en la cuenta, y la mayoría no suele pagarlo (o suele dejar menos del 10%).

En los taxis se suele “redondear para arriba” (cuesta 5,50 pago 6) y en los hoteles está bien un dólar por bolso.

En el Reino Unido

En los bares, pubs, y restaurantes del Reino Unido se suele esperar entre un 10 y un 15% del total para que quienes nos atienden nos sigan mirando con cara de felicidad.

En Marruecos

En Marruecos, como en Estados Unidos y hasta un poco más, las propinas son moneda corriente (literalmente 😛 ) y se suelen “esperar amistosamente” en la mayoría de los servicios.

Resto del Mundo

En Hungría se espera propina hasta en el servicio médico (ni loco le daría propina a mi dentista).

En Cuba se suele considerar una ofensa (porque es “contrarrevolucionaria”) pero donde hay hambre no hay pan duro, así que son varios los trabajadores que suelen aceptarla.

En Grecia es ley que la cuenta siempre trae un 15% de propina, aunque algunos suelen esperar un poquito de más (5-10%).

En los hoteles de la India se suele agregar un 10% de coste de servicio.

En los restaurantes de China está bien dejar un 3%, aunque varias fuentes resaltan que el servicio y “la cara” no cambia si no se deja nada.

En Hong Kong se suele incluir en la cuenta un 10%.

Algunos lugares tienen las “Suggested Gratuity” (Propina sugerida), y recomiendan una propina del 10% por un buen servicio, un 15% por un servicio muy bueno y un 20% por un servicio excelente. Un ejemplo.

Un “estandar propinero”

Si venís como yo, ya te hiciste una mezcla en la cabeza y vas a ir a insultar a un chino mientras le dejás propina del 50% a un japonés y, para colmo, vas a ofender a los dos.

Así que, exceptuando los lugares ya dichos, para el resto del mundo un buen estandar propinero sería el siguiente:

  • Taxis/Remises – 2 o 3 dólares.
  • Maleteros/Botones – 1 dólar por bolso. Tip: 5 dólares al llegar suelen garantizar una “atención especial”.
  • Porteros – 1 dólar por pedir un taxi.
  • Conserje – Sólo en caso de pedir algo especial. Depende de la complejidad de la tarea, pero entre 2 y 10 dólares por pedido está bien. En éste caso la “atención especial” cuesta unos 10 o 20 dólares.
  • Camareras de hotel – 1 dólar por noche. Se deja sobre la almohada o en un sobre aclarando.
  • Estacionamiento – 1 0 2 dólares por traer el auto.
  • Mozos – Entre 15 y 20% del costo sin impuestos.
  • Guía de turismo o Chofer de autobús (turístico) – Suele estar incluída, pero sino 2 dólares por un tour de un día está bien.

En todos los casos es un buen gesto dejar algo de propina, no es algo que uno hace por caridad. El trabajador es un trabajador y no tu esclavo, así que no es necesario tratarlo mal o con desprecio. Lamentablemente eso es algo que también hay que aclarar.

Al margen

Propinas

Fuentes