Archivo de la categoría: Viajes Baratos

VISTA: Una opción para vivir viajando por el mundo

VISTA: Un carrito para vivir viajando

Vivir viajando es el sueño de millones de personas alrededor del mundo. Recorrer todos los países del mundo, vivir un tiempo en cada uno, apreciar sus paisajes, su gente, sus rutas, sus rincones, su cultura. Hacer un baño de inmersión y sumergirse en cada destino.

Hay quienes son millonarios y pueden hacerlo sin mucho esfuerzo (que son los menos), hay quienes ahorran y encuentran maneras de viajar barato, y hay también quienes hacen que su vehículo se transforme en su casa para recorrer el mundo.

Una camioneta, una combi, un auto antiguo, una bicicleta, cualquier vehículo más o menos en funcionamiento es una opción para el que tiene las ganas suficientes.

Y para quienes quieren empezar de cero con una opción nueva, ya construída, que no necesite mucho esfuerzo de preparación, hay también una oportunidad.

Se llama VISTA y es un carrito que se vende en Estados Unidos por unos U$S 46.000. Tiene unos 15 metros cuadrados en los que entran:

  • Una cocina con todo lo necesario para cocinar bien (y heladera)
  • Una habitación con cama
  • Un living con biblioteca
  • Un baño con ducha
  • Ventanales para rodearse de grandes vistas (aunque se pueden oscurecer o espejar para que no se vea para adentro)
  • Y todo lo necesario para vivir viajando en un pequeño hogar móvil

Viene en una versión estándar y una extra-grande. Tiene opciones para agregar: un baño más grande, un LCD rebatible, ducha exterior, lavavajillas, lavarropas con secarropas, y demás.

Se muestra por ferias de casas rodantes en todo Estados Unidos, se vende en su sitio web oficial (Escape VISTA), y se ve más o menos así:

Vivir viajando en casa rodante

Vivir viajando con vista

Como vivir viajando

Albert Casals: Y entonces yo daré la media vuelta…

Mezclo dos historias que MERECEN ser contadas, porque hablando de gente que va a estar viajando por el mundo en éstos meses, hay una historia que no podemos pasar de largo. Y esa nace de otra que, a pesar de no ser completamente de viajes, tampoco podemos dejar pasar.

Resulta que Hernán Casciari (un argentino que vive en España y escribe como nadie escribe hoy en “el internet hispano”) está arrancando junto a un amigo el proyecto de una Revista Literaria sin publicidad que se vende a cualquier punto del mundo. Es revolucionaria por donde se la mire. Literalmente (y literariamente) una bestialidad.

En una seguidilla de posts que empieza acá (y sigue: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12) se puede leer la historia completa de la “Revista Orsai” y sus particularidades limadas. Pero en el post número 11 de ese listado (“El Viaje“), cuenta por arriba la historia de Albert Casals, que está mejor contada por el mismo Albert en el video que encabeza éste post.

Albert tiene 19 años, y con su silla de ruedas y sin nada de plata, se le ocurrió que quiere viajar y dar la vuelta al mundo. Un irrespetuoso de la vida, de esos que nos encantan.

El pibe llega justo como para patearle al sorete el tablero a esos que dicen que para viajar hace falta plata, o que viajan los que tienen tal o cual cosa que justo ellos no tienen. Ya lo dije antes, pero dejenme de nuevo ser un poquito brusco: PELOTAS hacen falta. Y éste muchacho las tiene de sobra.

Alguno dirá que con la ayuda de Hernan y compañía es más fácil. Puede ser. Pero el pibe ya lleva 5 años y 40 países recorridos por su cuenta, sin ayuda ni compañía. ¡Y en silla de ruedas, joder!.

Ahora con su novia Anna va a dar una vuelta al mundo que llamó “La Media Vuelta“. Por un año entero la va a estar contando en los números trimestrales de la Revista Orsai (que también va a tener su cuota audiovisual, para eso le dieron equipo de cámaras y micrófonos).

Es una locura su historia. Una locura linda. Una locura que me emociona y me da bronca al mismo tiempo. Por la simpleza con la que cuenta su idea corajuda, por el haber aceptado su vida como le tocó y sin querer cambiarle nada, y por el hecho de que se anime saltando miedos a viajar sin poner las excusas de señorita (con todo respeto a las señoritas) que muchas veces ponemos todos…

Me da bronca mi actitud, pero me motiva la suya. Así que disfruto viéndolo, disfruto sabiendo que existe gente así, y agradezco su historia, por eso se las presento para que se gasten las palmas aplaudiéndolo conmigo… 😀

Viajar por el mundo gratis, con Twitter

Viaje por Twitter

Hoy la historia de Paul Smith (inglés de 33 años) mezcla dos de mis categorías favoritas: los Viajes Baratos y los Personajes. Porque es un tipo poco común que hizo un viaje realmente barato.

Lo que hizo Paul, resumido, es viajar por el mundo a costo casi cero, gracias a Twitter. Hizo un viaje alrededor del mundo dependiendo sólo de la ayuda que le iban dando sus seguidores en Twitter.

“Me gustaría intentar viajar hasta el lado opuesto del mundo en 30 días, dependiendo enteramente de la bondad y buena voluntad de otros usuarios de Twitter.”

Las reglas del viaje

Con ese pensamiento como norte es que el “Twitchhiker” (como se autobautizó) arrancó su aventura. Aunque primero puso algunas reglas públicas para su viaje:

  • No pagar alojamiento ni traslado por 30 días. Sólo gastar plata en comida y bebida.
  • Sólo aceptar ayuda de usuarios de Twitter.
  • No planear nada con más de 3 días de anticipación.
  • No pasar más de 48 horas en un mismo lugar.
  • No pedir una ayuda específica. La gente conocía su ubicación por medio de su twitter y dependía de ellos ofrecerle ayuda y qué ayuda ofrecer.

Una vez propuesta la idea, se esparció en twitter como la pólvora. Y logró que algunos “usuarios influyentes” (el cómico inglés Stephen Fry entre ellos) le pidan ayuda a sus seguidores.

El recorrido guiado por los followers

Viajar gratis gracias a Twitter

Y así apareció una primera ayuda, de Leanne (la rubia en la foto) ofreciendo un ferry a Amsterdam. Un newyorker emigrado le pagó un tren a París, y un hotel parisino le dio asilo en sus habitaciones.

Una alemana le dio tickets en el TGV (tren de alta velocidad) de París a Saarbrücken, alojamiento, y una arrimada hasta Frankfurt. Un tal Owen compró con sus millas un vuelo de Frankfurt a Nueva York, en donde un tal Mark le ofreció alojamiento por dos días.

Después de temer que le nieguen la entrada a USA (¡nos pasa a los mejores!), consiguió entrar y que una tal Katy le pague un pasaje en Bus desde NYC a Washington DC.

Ella además le había ofrecido dormir en su sofá, pero a su novio no le gustó del todo que sea “un extraño de internet”, así que fue una tal Allison la que colaboró con una habitación de hotel.

Más tarde un tal Ken, un trabajador del gobierno que no podía revelar nada de su trabajo (¡chan!) pero que venía siguiendo la travesía desde el principio, ofreció un road trip del DC a Pittsburgh.

Como en Pittsburgh nadie ayudó, fueron hasta Wheeling, West Virginia, donde Katherine y su esposo ofrecieron alojamiento. Una compañía de viajes online ofreció hotel en Chicago, un tal Ben ofreció estadía en Kansas, otra mujer ofreció viaje a Wichita, otro a San Francisco, y así…

El impacto del viaje en los distintos medios

Twitchhiker en el noticiero

La historia completa, que tiene de todo un poco (hasta una charla con Liv Tyler -hija del cantante de Aerosmith- sobre el viaje que estaba haciendo) se puede leer en el artículo en inglés que escribió el mismo Paul en el Daily Mail.

Se pudo seguir minuto a minuto en el Twitter de Paul Smith, lógicamente, y en un blog que el muchacho hizo para la cuestión. Cuando se masificó la historia hizo un sitio web un más “profesional”.

Salió en las noticias de la cadena ABC, y en varios noticieros de Nueva Zelanda (el que era el destino final, desde el principio de la historia).

Y después de todo ésto, Paul Smith aprovechó la volada para hacer un libro sobre el tema. Obviamente, se llama Twitchhiker, y es una especie de recopilación de lo que iba escribiendo en su blog:

Twitchhiker, el libro de Paul Smith

Conclusiones

A pesar de que en la nota dice que en más de un momento extrañó a su esposa y no la pasó bien (porque vivía a las corridas y durmiendo casi nada, basicamente), me parece una idea espectacular, y creo que varios de los entusiastas viajeros lo vamos a envidiar un poquito. 😛

Recalqué varias veces en el post eso de “un tal…” para referirme a los que ayudaban, porque me parece espectacular que pueda ser cualquiera. Que no tenga que ser famoso, rico, reconocido, ni nada para colaborar con buena onda.

Definitivamente, no viaja barato el que no quiere. Cada uno, con sus recursos y a su manera, y sumando algo de creatividad puede viajar barato y en éste caso hasta recorrer buena parte del mundo.

Links de interés

Europa: Moverse en la Ciudad

Europa: Moverse en la ciudad

Siguiendo con nuestra categoría especial de Viajes baratos (que nos da consejos, experiencias, tips, o datos para viajar por poca plata), Tonga me mandó ya hace un tiempo la continuación de su post Viajar barato por Europa (de ciudad en ciudad).

Como prometió aquella vez, ésta entrega nos cuenta cómo moverse por las ciudades en Europa. Tips de transporte público, cuáles convienen y cuáles no, con qué promociones podemos viajar más barato, cuándo conviene caminar, y demás.

Es realmente recomendable si estás pensando en viajar. Y además tiene una entretenida manera de escribir. De hecho, si querés podés seguir leyendo sobre sus viajes en su blog. El es Gastón Maine, su blog es Baideguei, y ésta es su cuenta de Flickr (con muy buenas fotos).

Transcribo su post tal cual me lo pasó:

Europa: Moverse en la Ciudad

Moverse en transporte público no solo es la mejor opción en cuanto a costos, sino que además, vas a “descubrir” en vez de “conocer”. En todas las grandes ciudades de Europa vas a encontrar descuentos por cantidad de pasajes, o tarjetas prepagas con las cuales ahorrarte unos cuantos euros, y en otros, como Roma, veras que muy poca gente paga para subirse…. de todas formas, lo mejor siempre es caminar, caminar y caminar.

En París, te van a ofrecer la tarjeta París Visite, que para mí, no vale la pena. Compra boletos de Metro de a 10 y te hacen un descuento (creo que del 25%). Ojo, si vas a contar los boletos justos, tené en cuenta que los boletos normales de subte, no sirven para, por ejemplo, ir a Versailles. Chequea en el plano del RATP en la web cuales son las zonas, y como varias los precios de acuerdo a donde vayas.

En Londres, saca la Oyster Card. Es totalmente reembolsable, tanto el valor de la tarjeta, como la plata que no llegues a usar, y es importantísimo tenerla ya que te vas a ahorrar hasta un 50% de lo que pagarías comprando single tickets. Por otra parte, en Londres no existe una tarifa única de subte, o Tube, como le dicen, sino que hay tarifas según el viaje. Con la Oyster Card te evitas tener que explicarle al de la ventanilla hasta donde vas, y la tarjeta te descuenta el importe exacto de tu viaje.

En Roma… camina, es una ciudad chiquita y lo mejor que tiene son sus callecitas adoquinadas. Solo vas a necesitar el subte para ir al Vaticano, y hay que llegar con la conciencia limpia, así que no da para colarte.

En Barcelona también vas a caminar mucho, porque es alucinante, pero cuando tengas que ir a lugares mas alejados, es bueno saber que los pasajes sirven durante 90 minutos, así que podes subirte a un bus, sacar boleto, y con el mismo boleto entrar después al metro. Yo lo hice por ejemplo para llegar del Parc Guell a la Sagrada Familia, pero hay mil combinaciones posibles.

En Madrid, como en Roma, yo te diría que camines mucho, tanto como puedas. Tiene una arquitectura hermosa que vale la pena recorrer mirando para todos lados.

NUNCA tires el ticket hasta finalizar el recorrido (esto es para cualquier ciudad) ya que en muchos casos te lo piden, y en otros hay que pasarlo por el lector al entrar y al salir. Y además, porque esta bueno quedarse alguno de recuerdo…

Mas allá de estos poquitos tips de arriba, lo mejor es dedicar un tiempo, previo al viaje, a pasear por google maps, y “familiarizarte” con las ciudades, ver las combinaciones y los subtes que pasan cerca del lugar donde te vayas a hospedar, a cuantas cuadras estas de tal lugar, y demás cuestiones.

Yo uso mucho la función STREETVIEW (el hombrecito naranja que camina por las calles, y que ahora esta disponible en 3D en varios sitios) para chequear los alrededores antes de contratar hospedaje, pero eso, lo dejo para el proximo post.

Un año sabático en La Rioja, España

Imaginate 365 días para ti, donde tus únicas preocupaciones sean redescubrir el placer por la buena comida, aprender a saborear los mejores vinos y disfrutar de la tranquilidad.

No se me ocurre ninguna persona en el mundo que no piense que necesita (o que le vendría bien) un año sabático. Y menos todavía si viene con los gastos pagos. Y eso aprovecha la gente de La Rioja.

Año Sabático se llama la campaña que está haciendo la Comunidad Autónoma de La Rioja, en España (que mañana 9 de Junio de 2010 festeja 28 años de autonomía), para promover el turismo y mostrarse como un destino en el que se vive el relax, la vida plena, y el descanso.

La campaña promueve “Un año sabático en la tierra con nombre de vino” y tiene algunos parecidos con la de “El mejor trabajo del mundo” (que es algo así como la mamá de todas éstas campañas).

La idea es premiar al ganador con un viaje gratis por un año a La Rioja. Tendrá acceso a lo mejor del lugar (visitar gratis hoteles, restaurantes, museos, monasterios, centros de esquí, exposiciones, bodegas, y parques) y a la programación cultural, y vivirá en casas rurales y departamentos en períodos de 2 meses (para ir conociendo nuevos lugares).

Ellos te cubren los gastos de alojamiento, desplazamiento (te alquilan un auto), actividades y 2000 euros mensuales para gastos, y te dan una laptop con Internet, una cámara de fotos y video, y un teléfono de “última generación”.

La única obligación durante esos 365 días, o el único “trabajo”, sería contar en un blog lo que estás viviendo. Más o menos lo que nosotros hacemos a diario. 😛

La inscripción cierra el 15 de Junio, y empieza un proceso de selección. Quedan 15 finalistas que harán campaña entre los suyos para conseguir votos. Los 5 más votados van a La Rioja un fin de semana de Septiembre para que se dicte el gran ganador, que arrancará su año sabático en Octubre.

La web de la campaña es AñoSabático.es (es de los primeros dominios con ñ que visito), y el blog es éste. Ahí hay más información y está el formulario para anotarse.

Me encantan las campañas que regalan viajes como ésta. Y más cuando es con destinos tan copados. Si alguien lo hace en Argentina, pido Bariloche, canté pri. 😛

Viajar barato por Europa

Hace poco arrancamos con la idea ésta de la categoría “Viajes Baratos“. La idea es un poco demostrarnos basicamente que viajar barato es posible, habiamos dicho. Sacarnos esa limitación mental que nos hace pensar que viajar es para los que tienen algo que nosotros no (tiempo/plata/etc.). Que viajar no es una actividad elitista reservada para unos pocos.

Para eso pedí ayuda y me estuvo llegando de varios lugares y maneras diferentes. Uno de los que ayudó fue Tonga (Gaston Maine), que me mandó el siguiente post que tira algunos tips y recomendaciones en base a experiencia para viajar barato por Europa.

Me pareció muy buena onda los tips casi “en confianza de amigo” que tira cada tanto, así que pasé el mail tal cual me lo mandó. Si alguno quiere viajar por Europa con poca plata (me cuento entre esos, espero hacerlo éste año o a principios del que viene) acá tiene muy buenos consejos para empezar a planear:

Viajar barato por Europa: De ciudad en ciudad

Hay varias cosas para tener en cuenta cuando vas de una ciudad a otra, dependiendo de qué tan “rata” sea tu viaje…

Viajar en micro te permite ahorrarte noches de alojamiento, pero creeme, los micros de Europa no son ni de cerca los micros de Argentina, y lo más cómodo que vas a  encontrar es un respaldo que se recline, con toda la furia, 45 grados. Si así y todo crees que te la re bancas, eurolines tiene paquetes de pasajes a excelentes precios. Sin duda esta es la opción más barata.

Yo hice Paris-Londres en micro, y fue la peor experiencia de todo el viaje: salimos a las 11 de la noche de Paris, en un micro sucio semivacío, y donde mi mujer era la única mujer. A las 4 de la mañana llegamos al Canal de la Mancha, y amablemente nos recibió Scotland Yard, interrogandonos durante interminables minutos en cerradísimo british english. Pasada esa prueba, subimos de nuevo al bus, y bajamos a los 10 minutos, para cruzar el canal en un Ferry Casino Flotante que temblaba como gelatina. A las 7 de Paris (GMT +1) llegamos a Londres, donde -no habíamos tenido esto en cuenta- eran las 6 de la mañana. Las 6 de la mañana de Victoria Station no resultaron ser TAN diferentes de la misma hora en RETIRO, asi que dormimos cual homeless hasta las 8 y recién a esa hora, salimos rumbo al hostel. True Story.

Obviamente, viajar en avión te va a acortar MUCHO los tiempos de traslado, pero así y todo, es importantísimo elegir bien el aeropuerto y la hora de salida, y no terminar viajando 3 horas a las 6 de la mañana para llegar a tiempo al check in, y encima perderte el desayuno! (Easy jet tiene un servicio –easybus– que hace transfer desde las ciudades hasta los aeropuertos en las principales ciudades de Europa)

Para buscar los aéreos, te recomiendo skyscanner, y que no te entusiasmes de entrada cuando veas los valores de los pasajes, porque cuando le agregas impuestos y gastos, siempre te sube 20 euros más del valor que viste. Una vez que los tengas, con checkmytrip podes ver el itinerario, info importante del vuelo y demás.

La 3er opción, pintoresca como pocas, es viajar en tren, ya sea TGV o trenes “normales”. Sí, es una opción cara, pero yo creo que vale la pena, y a veces se consiguen pasajes a precios razonables, sobre todo si podes cubrir un trayecto largo en una noche, dormir en camarote y ahorrarte una noche de hostel.

————————————————————

El muchacho prometió una próxima entrega sobre el “Moverse en la ciudad”. No sé si para publicar acá o en su blog personal. Muchísimas gracias a Tonga, y a todos los que se fueron copando recomendando cosas, pasando links, y demás. 🙂

La foto la saqué de Flickr.

Viajar barato es posible

Y cuando digo que “viajar barato es posible“, digo justamente que no es “imposible”. Que se puede hacer sin estar tocado por alguna varita mágica, o tener algo que los demás no tienen (dinero, por ejemplo).

Porque hay quienes envidian al que viaja con frases del tipo “Si yo pudiera…“, “Si tuviera tiempo…“, o “Si tuviera la plata…“. Como si el otro hubiera nacido con “el don de viajar”, o tuviera días más largos, o viajara porque es millonario.

Cuando hablo en éste mismo blog de soñar más viajes, o de cumplir ese sueño de viajar que casi todos tenemos incorporado, la primer excusa suele ser el tema de la plata.

Entonces, me quiero demostrar a mi y de paso al que lee, con ejemplos prácticos (con nombre y apellido), que se puede viajar barato.

Así que creé una categoría especial llamada “Viajes baratos“. No es para enlistar webs de vuelos baratos, ni para terminar al fondo de una lista en Google de gente que busca algun portal por el estilo. Es para que la plata deje de ser una excusa para viajar, y para motivarnos e inspirarnos en el copado arte de viajar con poco presupuesto.

Así que sí, se puede viajar barato. Lo único que se necesita (y dejenme decirlo “en argentino”) es tener bolas. Estar dispuesto. Tener realmente desesperación por viajar, descubrir lugares, y acumular historias. Y de eso por éstos pagos nos sobra.

Así que busquemos juntos “historias de viajeros baratos” para cebarnos entre todos. Si vos sos o conocés alguno, o mismo si buscando en Google llegaste a alguna de éstas historias, ¡pasame (por acá) así la investigo y la publico!. 🙂

Las imágenes del post están en Flickr (primerasegunda).

Viajes baratos… pero ¿Por qué?

Mucho se habla en internet sobre “viajes baratos“, “vuelos baratos“, “alojamiento económico”, y demás. Hay sitios con eso como nombre, portales dedicados especialmente a conseguir el mejor descuento en vuelos en avión, comparadores de precio y demás. Y todo eso más acentuado todavía por la fuerte crisis internacional del último año.

Hay “Low cost companies” (compañías de bajo costo) y, obviamente, las “low cost airlines“, aerolíneas de bajo costo para vuelos alrededor del mundo, cuyos precios muchas veces son realmente mucho más baratos que los precios de las aerolíneas comunes.

Y lo que se pregunta la siguiente infografía (que me encontré hace unas semanas por recomendación de yanomeacuerdoquién en Twitter) es ¿Cómo hacen las aerolíneas baratas para ser TAN baratas?, y el cuadro completo (que lamentablemente está sólo en inglés) se responde a sí mismo:

Viajes baratos

La cantidad de asientos que entran en un mismo avión (las aerolíneas económicas a veces meten hasta 20 asientos más… lo que hace que, como en los viajes grupales, “cuantos más seamos, menos plata ponemos”), la manera de vender los pasajes (las económicas los venden directo por internet, sin intermediarios), la cantidad de pasajeros por empleado que tienen en promedio (9679 de una económica contra 715 de una normal), y varios factores más que están a la vista en el cuadro, que haciendo clic se hace gigante para ver en detalle.

Vale aclarar que son todos métodos que hasta donde se ve son legales. Uno paga más por más comodidad (teniendo menos asientos en un avión o haciendo que un agente se encargue de la información del viaje), tranquilidad, y agregados.

Nota totalmente al margen: Habrá notado alguno que estuve escribiendo poco y nada los últimos días. Es porque estoy buscando hacerle un rediseño al blog (no esperemos gran cosa, pero un lavado de cara que me haga sentirlo un poco más armado y útil). Así que no quiero perder el ritmo, pero si pasa, es por eso.