La rutina es el hábito de renunciar a pensar

Ya hablamos alguna vez (medio en broma, medio en serio) de la rutina de todos los días, con un video que a un par nos dejó con los ojitos abiertos un rato largo…

Y ahora en el blog Pensamientos Despeinados encontré ésta frase que me parece espectacular:

«La rutina es el hábito de renunciar a pensar.»

Corta, sin mucha vuelta ni muchas aspiraciones filosóficas, pero con una verdad clarísima.

Y no hablamos de la rutina como el órden diario que le damos a ciertas cosas, sino de la idea de vivir casi mecánicamente. Vivir de memoria, sin disfrutar lo nuevo de cada día. Vivir sin valorar el tiempo, ni las experiencias que perdemos mientras “rutineamos”.

El transformarnos casi en entes o en robots que cumplen a diario ciertos pasos repetitivos por indicación de cierta persona (o empresa, o medio, o etcétera).

No se me ocurre una manera más aburrida de vivir la vida (si todavía se le puede decir “vivir la vida”) que la rutina. Y en mayor o menor medida, durante más o menos tiempo, nos termina atrapando a todos.

Así que pensé que por ahí éste es un buen momento para romper con la rutina. Planear algo nuevo (¿un viaje quizás? digo, ya que estamos acá…), pensar algo diferente, ver las cosas de otra manera, vivir la vida conscientes de que la estamos viviendo.

Y sino bueno… será cuestión de cerrar ésto, poner alguna excusa, y cumplir con el próximo paso del manual… ¿qué tocaba vivir hoy?.

Un pensamiento en “La rutina es el hábito de renunciar a pensar

  1. Luis Miguel

    Pos me parece muy cierto. Una de las cosas que más odio es la rutina, me hace sentir como programado para hacer las cosas, y me quita las expectativas sobre la vida, como si no hubiera nada nuevo que esperar. Gracias a Dios, con mi carrera que tengo (Licenciatura en Biología) la rutina no es algo común, viajo a muchos lugares, trabajo con serpientes y caimanes, conozco muchas personas constantemente. Tambien, como pasatiempos practico algunos deportes que son muy divertidos como patinar, ciclismo de montaña y carretera, cuando tenemos tiempo con mis amigos, escalamos en roca. Pero ojo, nunca hay que desconectarse del mundo y la realidad, siempre se tiene responsabilidades y obligaciones que se debe cumplir y no utilizar a la rutina como excusa para evadirlos. Recordemos, que nos guste o no, somos una especie (el hombre) social, gragaria y dentro de un sistema.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *