¿Sabías que vos también podés viajar?

¿Sabías que vos también podés viajar?

El siguiente texto lo escribió una chica llamada “Susanna Cole King“, de 23 años, que hace ya un tiempo decidió irse a viajar por el mundo. El texto original en inglés se puede ver en su Tumblr, y un texto más largo y con fotos se puede ver en su blog. La imagen no vino con el combo, la saqué del blog “Yes to travel“.

La traducción al español que yo hice, es esta:

¿Sabías que podés renunciar a tu trabajo o dejar la universidad? No estás legalmente obligado a tener un título, es una presión social, una expectativa. No es una ley, y nadie te está apuntando con un arma.

Podés vender tu casa, o dejar tu departamento, incluso podés vender tu vehículo, y tus cosas, que en su mayoría son innecesarias.

Podés ver el mundo por un salario mínimo. A pesar del mito persistente, no necesitas tener un trabajo súper bien pago para eso.

Podés dejar a tus amigos (si son verdaderos amigos te van a perdonar y van a seguir siendo amigos), y hacer algunos nuevos en el camino. Podés dejar en casa a tu familia. Podés marcharte de tu ciudad, tu país, tu cultura, y de todo lo que conocés.

Podés sacrificar. Podés dejar tu café matutino de U$S 5, tu aire acondicionado, tu consumición frecuente de nuevos productos. Podés dejar de comer en restaurantes y preparar comidas más baratas en tu casa. Y comer las sobras también, en lugar de tirarlas.

Podés dejar tu TV por cable, incluso internet. La lista es interminable. Podés sacrificar el seguir subiendo en la jerarquía de las carreras. Podés ir contra la tradición y las expectativas que los demás tienen de vos.

Podés triunfar sobre tus miedos consquistando tu mente. Podés tomar riesgos. Y más que nada, podés viajar. Pero simplemente no lo querés lo suficiente.

Querés un título o un trabajo bien pago para permanecer en tu zona de comfort. Y está bien, si eso es lo que tu corazón desea más. Pero por favor, no me envidies diciéndome que vos no podés viajar.

No estás en medio de una hambruna, en un desierto, con 5 chicos desnutridos que alimentar. Probablemente vivas en un país del primer mundo. Tenés un techo sobre tu cabeza, y comida en tu plato.

Probablemente seas dueño de objetos de lujo, como un teléfono celular o una computadora. Así que podés pagar los 3 dólares por noche que cuesta una casa para huéspedes en India, o el desayuno de 10 centavos de dólar en Marruecos.

Porque si te podés permitir vivir en un país del primer mundo, podés permitirte viajar por países menos desarrollados que el tuyo, o tan desarrollados como el tuyo.

Así que mejor decime “Yo quiero viajar, pero hay otras cosas que son más importantes para mi, y las estoy poniendo en primer lugar“. No me digas “Me muero por viajar, pero no puedo”.

Sólo vivís una vez, y para mi el enriquecimiento del alma que viene de conocer el mundo vale más que un título que pueda darme un sueldo más grande, o riqueza material, o el hecho de agradarle a la sociedad.

Obviamente, tenés que elegir vos mismo seguir los deseos de tu corazón, pero quiero que sepas que podés viajar, nada más estás creando excusas por las cuales no podrías.

Y si sirve para algo: Yo nunca conocí a nadie que haya renunciado a su trabajo, dejado la universidad, y dejado su vida en casa para ver el mundo, y al final se haya arrepentido. Ninguno. Sí conozco gente que envejeció y que se arrepintió de nunca haber viajado, y de haberse enfocado demasiado en el dinero o en el éxito superficial.

Gente que se dio cuenta muy tarde que hay mucho más para vivir que ésto…

4 pensamientos en “¿Sabías que vos también podés viajar?

  1. Milton! Autor

    Gime querida! Escribo hace mil, sí! Pero sólo como un “hobbie” al que le dedico poco tiempo real, y muy cada tanto! jaja Tu blog lo estuve leyendo también! Me encantó! 🙂

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *