Síndromes viajeros con nombres de ciudades

A partir del Síndrome de París y la confirmación de su existencia (que es todo una novedad para mi), me puse a investigar un poco más de algunos “síndromes viajeros” con nombre de ciudad. Y salieron algunos MUY extraños. Alguno conocido, pero el último sobre todo, el Síndrome de Jerusalem, va a ser una sorpresa para más de uno.

El Síndrome de Stendhal

Sindrome de StendhalEl Síndrome de Stendhal (o Síndrome de Florencia) es algo así como sentir que a uno no le entra tanta belleza en el cuerpo (explicado con mis palabras, claro). En idioma Wikipedia sería:

“Es una enfermedad psicosomática que causa un elevado ritmo cardíaco, vértigo, confusión e incluso alucinaciones cuando el individuo es expuesto a obras de arte, especialmente cuando éstas son particularmente bellas o están expuestas en grandes cantidades en un mismo lugar.”

Tiene su origen en el relato del autor francés Henri-Marie Beyle (de seudónimo “Stendhal”), que contó con detalles lo que sintió al visitar la Basílica de Santa Cruz en 1817, en la ciudad de Florencia, Italia.

El Síndrome de Estocolmo

Sindrome de EstocolmoEl Síndrome de Estocolomo (que algunos mal llaman “Síndrome de Helsinki” por un chiste en “Duro de matar” :P) es probablemente el más conocido de todos éstos síndromes de ciudades.

La Wikipedia lo define como:

Una reacción psíquica en la cual la víctima de un secuestro, o persona retenida contra su propia voluntad, desarrolla una relación de complicidad con quien la ha secuestrado. En ocasiones, dichas personas secuestradas pueden acabar ayudando a sus captores a alcanzar sus fines o a evadir a la policía.”

Tiene origen en el año 1973 en Estocolmo, Suecia, con el robo a un banco con toma de rehenes. Durante 6 días los delincuentes tomaron a 4 personas (3 hombres y una mujer).

Cuando todo terminó, la mujer se resistió al rescate y no quiso testificar en contra de los ladrones. Y hay quienes dicen que hasta hay una foto de ésta señorita besándose con uno de los captores. 😛

El Síndrome de Lima

Sindrome de LimaEl Síndrome de Lima, sintetizando, es todo lo contrario al Síndrome de Estocolmo. En éste caso son los secuestradores los que empiezan a ponerse en los zapatos de los rehenes, empiezan a simpatizar con ellos, a entender la situación y sus necesidades, y a ponerse de a poco más compasivos y comprensivos.

Algunos dicen que tiene su origen en una toma de rehenes en el año 1996 en la residencia oficial del embajador japonés en Lima.

14 miembros del MRTA (Movimiento Revolucionario Tupac Amaru) tomaron cientos de rehenes. Con el paso del tiempo los secuestradores fueron liberando a los rehenes sin mucho más, incluídos el entonces futuro presidente de Perú (Toledo) y a la madre del actual presidente (Fujimori).

El Síndrome de Jerusalem

El Sindrome de JerusalemEl más extraño de todos, a mi humilde gusto. Y el que más me impactó. El Síndrome de Jerusalem, según CNN es:

“Una rara condición en la que los turistas –en promedio uno o dos cada mes- se sienten tan abrumados por el poder del lugar que disocian la realidad y se creen figuras bíblicas“.

Y sigue diciendo:

“La ruptura intensa con la realidad incluye agitación, el deseo de separarse del grupo turístico o de la familia, una obsesión por la limpieza, vestirse de blanco y la necesidad de predicar, compartir cánticos y marchar hacia los lugares sagrados.”

Llegaron a encontrar a un hombre vestido con una toga blanca creyendo que era el apóstol Pablo, un alemán queriendo bautizar gente como si fuera Juan el Bautista, o varios turistas en batas, envueltos en sábanas de hotel o desnudos, ninguno con historial de enfermedad mental previo.

Al margen de esos están los que tienen “Síndrome de Jerusalem superpuesto”, es decir, pacientes que ya tienen historial de enfermedad psicótica y que suelen llegar a Israel con una misión específica y con delirios de poder y de influencia…

5 pensamientos en “Síndromes viajeros con nombres de ciudades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *