Viajar por el mundo gratis, con Twitter

Viaje por Twitter

Hoy la historia de Paul Smith (inglés de 33 años) mezcla dos de mis categorías favoritas: los Viajes Baratos y los Personajes. Porque es un tipo poco común que hizo un viaje realmente barato.

Lo que hizo Paul, resumido, es viajar por el mundo a costo casi cero, gracias a Twitter. Hizo un viaje alrededor del mundo dependiendo sólo de la ayuda que le iban dando sus seguidores en Twitter.

“Me gustaría intentar viajar hasta el lado opuesto del mundo en 30 días, dependiendo enteramente de la bondad y buena voluntad de otros usuarios de Twitter.”

Las reglas del viaje

Con ese pensamiento como norte es que el “Twitchhiker” (como se autobautizó) arrancó su aventura. Aunque primero puso algunas reglas públicas para su viaje:

  • No pagar alojamiento ni traslado por 30 días. Sólo gastar plata en comida y bebida.
  • Sólo aceptar ayuda de usuarios de Twitter.
  • No planear nada con más de 3 días de anticipación.
  • No pasar más de 48 horas en un mismo lugar.
  • No pedir una ayuda específica. La gente conocía su ubicación por medio de su twitter y dependía de ellos ofrecerle ayuda y qué ayuda ofrecer.

Una vez propuesta la idea, se esparció en twitter como la pólvora. Y logró que algunos “usuarios influyentes” (el cómico inglés Stephen Fry entre ellos) le pidan ayuda a sus seguidores.

El recorrido guiado por los followers

Viajar gratis gracias a Twitter

Y así apareció una primera ayuda, de Leanne (la rubia en la foto) ofreciendo un ferry a Amsterdam. Un newyorker emigrado le pagó un tren a París, y un hotel parisino le dio asilo en sus habitaciones.

Una alemana le dio tickets en el TGV (tren de alta velocidad) de París a Saarbrücken, alojamiento, y una arrimada hasta Frankfurt. Un tal Owen compró con sus millas un vuelo de Frankfurt a Nueva York, en donde un tal Mark le ofreció alojamiento por dos días.

Después de temer que le nieguen la entrada a USA (¡nos pasa a los mejores!), consiguió entrar y que una tal Katy le pague un pasaje en Bus desde NYC a Washington DC.

Ella además le había ofrecido dormir en su sofá, pero a su novio no le gustó del todo que sea “un extraño de internet”, así que fue una tal Allison la que colaboró con una habitación de hotel.

Más tarde un tal Ken, un trabajador del gobierno que no podía revelar nada de su trabajo (¡chan!) pero que venía siguiendo la travesía desde el principio, ofreció un road trip del DC a Pittsburgh.

Como en Pittsburgh nadie ayudó, fueron hasta Wheeling, West Virginia, donde Katherine y su esposo ofrecieron alojamiento. Una compañía de viajes online ofreció hotel en Chicago, un tal Ben ofreció estadía en Kansas, otra mujer ofreció viaje a Wichita, otro a San Francisco, y así…

El impacto del viaje en los distintos medios

Twitchhiker en el noticiero

La historia completa, que tiene de todo un poco (hasta una charla con Liv Tyler -hija del cantante de Aerosmith- sobre el viaje que estaba haciendo) se puede leer en el artículo en inglés que escribió el mismo Paul en el Daily Mail.

Se pudo seguir minuto a minuto en el Twitter de Paul Smith, lógicamente, y en un blog que el muchacho hizo para la cuestión. Cuando se masificó la historia hizo un sitio web un más “profesional”.

Salió en las noticias de la cadena ABC, y en varios noticieros de Nueva Zelanda (el que era el destino final, desde el principio de la historia).

Y después de todo ésto, Paul Smith aprovechó la volada para hacer un libro sobre el tema. Obviamente, se llama Twitchhiker, y es una especie de recopilación de lo que iba escribiendo en su blog:

Twitchhiker, el libro de Paul Smith

Conclusiones

A pesar de que en la nota dice que en más de un momento extrañó a su esposa y no la pasó bien (porque vivía a las corridas y durmiendo casi nada, basicamente), me parece una idea espectacular, y creo que varios de los entusiastas viajeros lo vamos a envidiar un poquito. 😛

Recalqué varias veces en el post eso de “un tal…” para referirme a los que ayudaban, porque me parece espectacular que pueda ser cualquiera. Que no tenga que ser famoso, rico, reconocido, ni nada para colaborar con buena onda.

Definitivamente, no viaja barato el que no quiere. Cada uno, con sus recursos y a su manera, y sumando algo de creatividad puede viajar barato y en éste caso hasta recorrer buena parte del mundo.

Links de interés

9 pensamientos en “Viajar por el mundo gratis, con Twitter

  1. Max

    una de esas cosas que te evidencian que sólo se necesitan ganas, no?

    muy bueno lo del tipo este, gracias por compartirlo che.

    Responder
  2. Aya

    Todo bien, me parece fantastico el hecho de animarse a hacer un viaje asi, pero yo, acostumbrada a tanta inseguridad, llego a querer hacer un viaje como ese, y simplemente no me animaría por miedosa. Para una aventura hacen falta ganas, pero sigo pensando que para un hombre estos viajes son más fáciles.

    Responder
  3. Milton! Autor

    Max, ni una duda me queda de que sólo se necesitan ganas! 😉 Gracias a vos por acordarte de agradecer! 🙂

    Aya, para un hombre pueden sonar más fáciles todavía, si… Igualmente yo no sé si haría un viaje puntualmente así, incluso siendo hombre… Pero bueno, mi hermana recorrió Latinoamérica de mochilera siendo mujer y viajando sola… imposible no es tampoco! jeje

    Eleonora, tomo la recomendación, muchas gracias! 😉

    Responder
  4. Sabri

    Si que esto nos deja pensando eh?… en que si lo queresmo, si lo soniamos, porque no podemos lograrlo entonces!?
    Un encanto esta nota Milton!!!! y realmente que flor de aventura la de este hombre!!!!!
    Gracias por compartirlo con nosotros!!!!!
    Sabri

    Responder
  5. Milton! Autor

    Yo creo que depende de cada uno y la creatividad y el ingenio que le ponga a la cuestión. El tipo encontró eso y lo consiguió así, cuando alguien seguramente le haya dicho que era imposible…

    Si lo queremos barato y bueno habrá que buscar otras maneras! 😉

    Saludos!

    Responder
  6. Lucas

    milton, muy buen blog.. soy de rosario.
    desde siempre quice viajar pero hace un tiempo que estoy poniendome mas al dia..

    te sigo de ahora en mas

    saludos desde rosario..

    escuchaste alguna ves acerca del coachsurfing?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *